El acceso lo es todo

Así es el HP Sprout con tecnología Intel® RealSense™ y así cambiará tu forma de manejar un ordenador.

Gadgetos Writer

Este ordenador con tecnología Intel RealSense proyecta la información sobre una superficie táctil, ofreciéndonos una nueva experiencia de trabajo.

No es una sorpresa, HP e Intel siempre han sido dos empresas que apuestan fuerte por la innovación y el interés en tratar de hacer nuestra vida un poco más fácil a través de la tecnología. Son muchas las ideas originales que han surgido de sus oficinas, y con el Sprout de Hewlett Packard se descubre de nuevo cómo la creación de nuevos paradigmas en tecnología es uno de sus puntos fuertes.

Sprout es el nuevo concepto de ordenador que propone HP para intentar redefinir nuestro espacio de trabajo. Armado con un proyector y gracias a la tecnología RealSense, lanza una nueva área de trabajo sobre una superficie con respuesta táctil y una cámara para escanear rápidamente nuestra interacción. De esta forma invita a explorar una forma más natural de interactuar la tecnología en el trabajo de escritorio, dándonos un acceso rápido a los contenidos de nuestro ordenador con la menor cantidad de intermediarios posibles.

Sprout se relaciona con el trabajo creativo en una doble dirección. El sistema de triple cámara funciona como un escáner, que captura imágenes de alta calidad. De esta manera un objeto o imagen puede ser escaneado y digitalizado en un par de pulsaciones. A su vez, el sistema proyector dispone sobre una superficie plana de trabajo un entorno táctil con el que nosotros podemos trabajar de manera creativa y directa. La relación es doble: creaciones físicas que se digitalizan, y un entorno digital para ser manipulado con la naturalidad que ofrece la superficie táctil.

El proceso de escaneo es muy sencillo, simplemente tenemos que dar a un botón para que el proceso se ponga en marcha, y casi de manera mágica disponer en la pantalla nuestros objetos digitalizados. El potencial de esta tecnología en el ámbito creativo es casi infinito. Por ejemplo, se pueden escanear varios objetos a la vez, y cada objeto será guardado de forma individual. Esto, además de ahorrarnos tener que sacar fotos, con la pérdida de calidad de imagen que el proceso implica, nos ahorra mucho tiempo al poder añadir varios objetos a la vez.

La cámara de Sprout ofrece la versatilidad suficiente, no sólo para escanear objetos e imágenes, sino que también permite la captura y digitalización de las páginas de un libro en cuestión de segundos. Al instante se generará un documento de texto que podremos visualizar con nuestro programa de lectura de libros favoritos o reader.

Sprout 2

 

Magia con la tecnología Intel® RealSense

Sin embargo, lo más llamativo de la cámara viene de la mano de la tecnología Intel RealSense, capaz de identificar objetos tridimensionales con la cámara de nuestro ordenador. Esto, pensado para el modelado y trabajo 3D, ofrece una vía muy rápida e intuitiva para la digitalización de objetos y piezas tridimensionales.

Salvando las distancias con los escáneres de grandes dimensiones, los resultados que consigue el Sprout no son para nada desdeñables y el proceso es casi idéntico a escanear para hacer una imagen plana: ponemos el objeto que queremos llevar al plano virtual sobre la superficie y pulsamos un botón. Acto seguido, la tecnología RealSense empieza a hacer su magia, y en poco más de diez segundos tendremos ya listo nuestro objeto en el mundo virtual. A partir de este punto lo tendremos disponible para ser manipulado en nuestros programas de modelado y edición 3D.

La base táctil, nuestro espacio de trabajo

 Sin embargo, el camino, como decíamos, es doble. Hasta ahora hemos hablado del input a través de la cámara, pero el otro pilar de Sprout es el proyector y la base táctil. Siempre pensando en un trabajo creativo y de escritorio, Sprout pone al alcance de nuestras manos, nunca mejor dicho, la manipulación de contenidos con la naturalidad que siempre nos aporta el trabajo sobre superficie táctil.

Sprout 3

Cabe decir que la visibilidad de este espacio de trabajo es casi tan nítido como el de la propia pantalla, algo fundamental si pensamos en una tecnología creada para que pasemos muchas horas de trabajo frente a ella. También es fundamental que la superficie táctil responda bien, y a nivel de respuesta encontramos uno de los puntos fuertes de Sprout, posicionándose como sistema top en el mercado.

Podemos manejarlo tanto con nuestras manos, como con un lápiz diseñado propiamente para dicha superficie, si lo que queremos es algo más preciso y calmado, ideal para trabajos de edición fotográfica o algún recorte.

Con todo esto que hemos mencionado, queda claro que el Sprout es un producto único, llamado a revolucionar las ideas que tenemos de los ordenadores, del trabajo creativo y las vías para relacionarnos con el entorno digital, cada vez más embebido en nuestro estilo de vida. Sprout es un punto de inicio, una nueva forma de entender cómo manejamos los ordenadores, cómo trabajamos,

Share This Article

Related Topics

Innovación tecnológica

Read This Next

Read Full Story