Estilo de vida

Compras inteligentes: La revolución digital llega a las tiendas

Sabine Berger Autorin, Hemd & Hoodie

Las tiendas utilizan cada vez más las tecnologías digitales para ofrecer a sus clientes una experiencia “inteligente” cuando van de compras.

Desde hace muchos años, Internet ha ido cambiando definitivamente nuestro modo de comprar. Pero el aluvión diario de nuevas tiendas en línea y anuncios personalizados no son los únicos indicadores de la digitalización progresiva de esta industria. Las tiendas físicas también están descubriendo las posibilidades de las tecnologías de red y desean utilizarlas para transformar la venta directa tradicional en una experiencia de compra inteligente y personalizada.

Por ejemplo, la cadena británica de cosméticos y productos farmacéuticos Boots ha anunciado que este año presentará una nueva versión de su aplicación que permitirá a sus clientes utilizar servicios basados en la ubicación. Cuando entren en una tienda de Boots, los usuarios que tengan instalada la aplicación en sus smartphones recibirán una notificación push personalizada con ofertas basadas en las compras que realizaron anteriormente y que quedaron guardadas en dicha aplicación.

La delgada línea entre el servicio y la privacidad

Con el lanzamiento de la nueva versión de la aplicación, Boots pretende ofrecer a sus clientes una experiencia más cómoda, personalizada y, por supuesto, más atractiva en sus tiendas. Sin embargo, la empresa es consciente de que hay una línea extremadamente delgada entre una experiencia de cliente mejorada y un exceso de información, además de otro aspecto fundamental como es la protección de los datos. “No bombardearemos ni alarmaremos a la gente hasta un punto tal que le hagamos pensar ‘guau, saben que estamos en la tienda’”, afirma Vicky Dring, Directora Sénior de Productos de Boots.

Las aplicaciones ofrecen cada vez más ventajas a los clientes minoristas.
Las aplicaciones ofrecen cada vez más ventajas a los clientes minoristas. Imagen: Google Play – Boots – (montaje)

Sin embargo, no hay más información disponible sobre cómo funcionará realmente este nuevo servicio. Por ejemplo, es probable que los posibles usuarios se pregunten si tendrán que dar su consentimiento para utilizar el servicio o si se activará automáticamente en cuanto actualicen la aplicación. Tampoco hay detalles exactos sobre qué requisitos exigirá la tienda a sus clientes para que la aplicación pueda detectar sus necesidades. Sería interesante saber si los clientes recibirán las notificaciones con solo pasar por delante de la tienda o sentarse en una parada de autobús cercana.

Clientes como contraseñas vivientes

La protección de tu privacidad y tus datos personales también supone un gran obstáculo en los esfuerzos por digitalizar los sistemas de pago. Para promover el uso de tecnologías innovadoras, los fabricantes están constantemente desarrollando nuevos procesos que ofrecen un mayor nivel de seguridad. La cadena de supermercados británica Costcutter ha comenzado a utilizar recientemente un sistema en su sucursal de la Universidad de Brunel de Londres que permite a los estudiantes pagar mediante el escaneo de su dedo.

Esta tecnología de escaneo, denominada Fingopay y desarrollada por Sthaler, utiliza una luz infrarroja para detectar el patrón venoso del dedo de la persona. Los datos biométricos se vinculan a la información de la cuenta del usuario, con la que podrá realizar futuras transacciones mediante el escaneo de su dedo. Se espera que este proceso, el cual ya utilizan con éxito algunos clientes empresariales de Barclays Bank desde hace varios años, sea mucho más seguro que las tecnologías convencionales de huella dactilar. Costcutter tiene previsto utilizar el sistema de escaneo de dedo en otras sucursales en el futuro. Sthaler también ha afirmado que se está planteando seriamente su uso en otras cadenas de supermercados.

Fingopay permite a los clientes pagar utilizando su patrón venoso exclusivo.
Fingopay permite a los clientes pagar utilizando su patrón venoso exclusivo. Imagen: Fingopay – (montaje)

Intel también está avanzando en una inminente revolución de las tiendas físicas con un extenso catálogo de tecnologías de venta directa, como dispositivos portátiles de punto de venta y completas plataformas de TI que conectan los datos recopilados de los sensores de las tiendas con las nuevas herramientas de análisis. Por ejemplo, Tally es un robot autónomo que realiza inventarios y que se desplaza entre los estantes para comprobar los niveles de existencias, detectar los productos que no están colocados en el lugar adecuado e identificar la información incorrecta sobre los precios. Las redes inteligentes permitirán conectar los mundos físico y digital de la venta directa, así como asegurar que los clientes disfrutarán de una experiencia más cómoda y personalizada cuando van de compras.

Compartir este artículo

Temas relacionados

Estilo de vida Innovación tecnológica

Leer el siguiente artículo

Read Full Story