Ciencia

Comunicación cuántica: la transferencia de datos bajo el agua no puede piratearse

Sabine Berger Autorin, Hemd & Hoodie

La comunicación cuántica se considera el método de intercambio de información más seguro. Y ahora, unos investigadores han descubierto que puede realizarse incluso bajo del agua.

Poder mantener las transmisiones de datos completamente a salvo de intromisiones puede parecer surrealista, teniendo en cuenta los logros conseguidos por los ataques piratas que han copado los titulares durante los últimos años. Pero esto es justo lo que puede conseguirse gracias a la mecánica cuántica: un equipo de investigadores de la Universidad de Shanghái Jiao Tong ha completado con éxito una transmisión de datos bajo el agua utilizando fotones entrelazados. Según los físicos del experimento, este método podría facilitar la implementación de una red de comunicaciones cuántica global y completamente libre de intentos de pirateo.

La transmisión de datos cuántica se basa en una propiedad especial de las partículas de luz emparejadas: un cambio en el estado de una de ellas ocasiona inmediatamente una modulación correspondiente en la otra. Las partículas pueden estar a unos milímetros o a miles de kilómetros de distancia, no hay diferencia al respecto.

 Los fotones contabilizan cada ataque

Por esta razón, los pares de fotones entrelazados son perfectos para guardar datos cifrados. Porque si un pirata informático intentara interceptar información, tendría que medir una de las partículas. Sin embargo, según las leyes de la física cuántica, es imposible no dejar rastro en el otro fotón del par, lo que haría saltar las alarmas de inmediato, alertando del intento de intromisión.

Imagen: Universidad de Shanghái Jiao Tong

Los experimentos ya han demostrado que la teleportación cuántica a través del aire puede llevarse a cabo con éxito. Ya se ha conseguido con distancias de más de 1.000 kilómetros vía satélite. Sin embargo, esto requiere de una visión sin obstáculos entre el emisor y el receptor, cosa que a menudo no es posible a larga distancia sobre la superficie de La Tierra. Es por ello que, mediante estos experimentos bajo el agua, los científicos chinos esperan que los océanos puedan utilizarse para las comunicaciones cuánticas.

En sus primeras pruebas, consiguieron transmitir estados cuánticos a través de un recipiente con agua salada de tres metros de largo. Por supuesto que esta distancia no es nada espectacular en comparación con las mencionadas anteriormente. Sin embargo, según el físico Xianmin Jin, en el futuro podrán realizarse transmisiones bajo el agua en distancias de hasta 900 metros. Si los experimentos siguen aportando resultados positivos, los científicos podrían sentar las bases para la trasmisión de datos bajo el agua que sea imposible de piratear, haciéndoles la vida muy difícil a los atacantes potenciales.

Compartir este artículo

Temas relacionados

Ciencia

Leer el siguiente artículo

Read Full Story