Innovación tecnológica

DFAB House: Construyendo una casa en Suiza únicamente con tecnología digital 

Sabine Berger Autorin, Hemd & Hoodie

Los investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH), Suiza, están construyendo la primera casa del mundo cuyo diseño, planificación y construcción se realizará con procesos digitales: la DFAB House.

Las tecnologías digitales están a punto de cambiar radicalmente nuestro modo de construir, desde robots que levantan la estructura de ladrillos de edificios durante la noche hasta impresoras en 3D que construyen puentes in situ. Un equipo de investigación de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich está probando actualmente cómo estas tecnologías podrían funcionar tanto en entornos de prueba artificiales como en la práctica. La DFAB House no solo será la primera casa diseñada exclusivamente con un ordenador, sino también la que se construirá principalmente con procesos de construcción digitales.

Este complejo de tres plantas se está desarrollando en el edificio de innovación e investigación modular NEST construido por los institutos Empa e Eawag con sede en la ETH de Zúrich en el campus de Dübendorf. Científicos de los campos de la arquitectura, la robótica, la ciencia de materiales, el análisis estructural y la investigación de sostenibilidad han colaborado para llevar a cabo este ambicioso proyecto. Gracias a esta colaboración, en el proceso de construcción de la casa DFAB House se han podido combinar cuatro innovadoras técnicas de construcción al mismo tiempo, todas ellas desarrolladas por investigadores de la ETH en los últimos años.

Robots e impresoras en 3D: ¿Los trabajadores de la construcción del futuro?

Una de estas técnicas es la tecnología de malla molde Mesh Mould, la cual consiguió el premio Swiss Technology Award a finales de 2016. La estrella de este nuevo método de construcción es un robot de dos metros conocido como el “fabricante in situ” que se desplaza sobre sus orugas con total autonomía. Este robot de última generación fabrica las mallas de alambre de acero de doble arco que se utilizarán como encofrado para los muros de carga. La estructura de malla cerrada y la exclusiva mezcla de hormigón garantizan que el hormigón no se derrame por la malla cuando se está vertiendo.

Un robot fabrica las mallas de alambre de acero que se utilizarán en las paredes de la DFAB House.
Un robot fabrica las mallas de alambre de acero que se utilizarán en las paredes de la DFAB House. Imagen: Flickr – Empa

Una vez completado el proceso de vertido, se coloca una “placa inteligente”, un techo estructuralmente optimizado y funcionalmente integrado. Para la construcción del encofrado sobre el que irá colocada la “placa inteligente” se utiliza una impresora en 3D a gran escala, explica Konrad Graser, arquitecto y jefe del proyecto. Según Graser, el hecho de utilizar este método permite a los trabajadores de la construcción componer formas complejas que no serían posibles con las técnicas de fabricación convencionales, como los prototipos y las cavidades.

El "fabricante in situ" robótico se mueve por la obra con total autonomía.
El “fabricante in situ” robótico se mueve por la obra con total autonomía. Imagen: Flickr – Empa

Las dos plantas superiores, diseñadas para alojar habitaciones individuales, se preensamblarán en el Laboratorio de Fabricación Robótica de la ETH de la Universidad de Zúrich.
Se han construido con complejas estructuras de madera (ensamblajes de madera espaciales) ensambladas por varios robots interactivos. La tecnología Smart Dynamic Casting (fusión dinámica inteligente) se utilizará para la fachada exterior y permitirá dar los últimos toques a la casa. Este proceso de encofrado deslizante se ha utilizado para construir las bases de la fachada de hormigón a medida.

Vivir y trabajar en la DFAB House

Esta DFAB House de 200 metros cuadrados estará lista en el verano de 2018 y se utilizará como alojamiento para los investigadores que visiten los institutos Empa y Eawag. Posteriormente, los procesos de construcción digitales darán paso a la vida digital, explica Graser. Se probarán varios conceptos digitales, incluyendo nuevas soluciones y tecnologías para el hogar inteligente relacionadas con el Internet de las cosas, así como dispositivos y sistemas inteligentes que se comunicarán entre sí y tendrán capacidad para aprender y regular el edificio con el fin de mejorar la comodidad y la eficiencia energética.

La DFAB House se está desarrollando en el edificio de innovación e investigación NEST de Dübendorf.
La DFAB House se está desarrollando en el edificio de innovación e investigación NEST de Dübendorf. Imagen: Flickr – Empa

El objetivo del proyecto piloto del equipo de la ETH es investigar cómo las tecnologías innovadoras mejoran la eficiencia y la sostenibilidad durante los procesos de construcción y ofrecen nuevas posibilidades creativas. Uno de los efectos que ya ha observado el equipo es el hecho de que todos los componentes se pueden diseñar automáticamente teniendo en cuenta a todos y cada uno de ellos gracias al plan de construcción digital, lo que significa que la planificación de la implementación convencional ya no es necesaria. Matthias Kohler, impulsor del proyecto de la DFAB, está convencido de que el uso de las tecnologías modernas no solo significará que los edificios se construirán con más rapidez y efectividad en el futuro, sino que también tendrán un efecto a largo plazo sobre el concepto que tenemos de la arquitectura y de nuestros espacios habitables.

Foto de portada: Flickr —Empa

Compartir este artículo

Temas relacionados

Innovación tecnológica

Leer el siguiente artículo

Read Full Story