Ciencia

Dramático descenso de la población de insectos: Las cifras en Alemania causan alarma

Durante los últimos 27 años, ha disminuido un 76 % la población de abejas, hormigas y otros insectos en Alemania.

Ya sean avispas zumbando constantemente sobre nuestra comida, ejércitos de moscas diminutas en nuestro parabrisas o mosquitos sedientos de sangre molestando nuestro sueño cada noche, el aire parece estar lleno de criaturas voladoras que nos pican, especialmente en verano. Ahora, sin embargo, un nuevo estudio nos muestra una imagen diferente. En las últimas décadas, el número de insectos ha disminuido en un dramático 76 %. Según los investigadores, un descenso de esta envergadura en la población de insectos también podría tener consecuencias drásticas para los humanos.

Durante más de 27 años, investigadores de universidades de Alemania, Países Bajos y Reino Unido han examinado la población de insectos en 63 áreas de conservación de vida salvaje en Alemania. Entre 1989 y 2016, los investigadores han colocado trampas «Malaise», unas trampas para insectos con forma de tienda de campaña, y llevado a cabo regularmente análisis en los insectos que entraban en la red. Al poner las trampas, decidieron dividir las redes por localizaciones con diferentes características, desde zonas montañosas bajas en nutrientes hasta praderas con un alto contenido en nutrientes.

La causa del descenso de la población de insectos todavía no se ha descubierto.

Junto a factores del entorno que podrían haber afectado a la población de insectos, como la vegetación, los científicos también tienen en cuenta los datos recogidos por las estaciones meteorológicas cercanas, tales como la temperatura, las precipitaciones o la velocidad del viento. Además, también están examinando la diversidad de la flora, las condiciones de luz, la concentración de nitrógeno y la humedad en las zonas circundantes a dichas estaciones. Sin embargo, ninguno de los factores recopilados puede explicar el enorme descenso de la población de insectos. Más bien al contrario, algunos factores como el ligero aumento de las temperaturas debería haber provocado un incremento en el número de insectos.

Según los investigadores, es probable que este descenso pueda atribuirse a una conjunción de varias causas, como la intensificación de la agricultura mediante el monocultivo o el uso de pesticidas. Aunque sigue sin haber evidencias de ello, dichos investigadores están instando de manera urgente a otros colegas para que investiguen con más detalle las causas y el impacto que puede tener en el ecosistema global.

Los resultados del estudio más reciente y sus inminentes consecuencias de generalización del descenso de la población de insectos no son una sorpresa para Intel. Junto con otras iniciativas, la empresa dirigió un proyecto de investigación hace dos años para apoyar la investigación sobre el descenso masivo de la población de abejas. Los hallazgos obtenidos en dicho estudio ayudaron a comprender las causas de esta catástrofe ambiental y a trabajar para contrarrestarla.

Compartir este artículo

Temas relacionados

Ciencia

Leer el siguiente artículo

Read Full Story