Ciencia

Electricidad del mar: Un nanomaterial que utiliza la luz solar para producir hidrógeno

Los investigadores han desarrollado un nuevo nanomaterial que muy pronto podría convertir nuestros océanos en una fuente inagotable de energía renovable. 

El hidrógeno se considera la fuente de energía del futuro. Dado que no producen emisiones nocivas, sino únicamente vapor, el uso de las pilas de combustible de hidrógeno representa una alternativa ecológica muy prometedora a los combustibles fósiles. La desventaja de este gas es que no se encuentra en forma de energía primaria, sino que debe generarse mediante el uso de la electricidad.

Los investigadores de la Universidad de Florida Central (UCF) acaban de desarrollar un nuevo e innovador proceso con el que pretenden convertir la división fotocatalítica del agua en un proceso considerablemente más sencillo. En su estudio recientemente publicado, los investigadores han presentado un nanomaterial híbrido que ayudará a obtener hidrógeno a partir del agua marina común. Este método también promete ser especialmente económico dado que utiliza la luz del sol como fuente de energía.

El nanomaterial crea nuevas perspectivas para la generación de energía

Este material desarrollado por los investigadores está compuesto por dióxido de titanio, un material que se suele utilizar como fotocatalizador. Mediante un proceso químico se crean cavidades microscópicas en el material que, a continuación, se recubren con nanoláminas de bisulfuro de molibdeno. El nanocatalizador resultante utiliza un espectro de luz mucho más amplio para dividir el agua que las tecnologías anteriores, subraya el Profesor Adjunto Yang Yang, autor principal del estudio.

El nanomaterial utiliza la luz del sol para dividir el agua del mar.
El nanomaterial utiliza la luz del sol para dividir el agua del mar. Imagen: Universidad de Florida Central

Además, este nanomaterial es tan resistente que no se corroe por la acción del agua salada. “Hemos proporcionado unas perspectivas totalmente nuevas para la división del agua”, afirma el profesor Yang, que lleva trabajando en este campo de investigación durante unos diez años. En comparación con las tecnologías anteriores, el agua no tiene que prepararse ni desmineralizarse previamente en un laboratorio. El reto al que se enfrentan el científico y su equipo es seguir avanzando en la producción del nanomaterial para que se pueda utilizar a una mayor escala. Si lo logran, nuestros océanos podrían convertirse muy pronto en una fuente de energía inagotable y sostenible.

Compartir este artículo

Temas relacionados

Ciencia

Leer el siguiente artículo

Read Full Story