Innovación tecnológica

Gorro de telepatía: Muy pronto podremos transmitir nuestros pensamientos 

Sabine Berger Autorin, Hemd & Hoodie

El objetivo de la startup Openwater es comercializar un gadget que nos aporte capacidades telepáticas en un plazo de tan solo ocho años.

Digitalizar una idea directamente de nuestra cabeza, guardar los sueños de la pasada noche con solo apretar un botón o mejorar nuestra memoria: todo esto podría convertirse en realidad en tan solo unos años, según afirma la Dra. Mary Lou Jepsen, profesora del MIT. Puede que muy pronto incluso podamos comunicarnos únicamente a través de nuestros pensamientos gracias al gorro de telepatía que está desarrollando la startup Openwater, una empresa fundada específicamente para este fin por la Dra. Jepsen.

Para lograrlo, la Dra. Jepsen tiene previsto transformar una conocida técnica médica en un formato fácil de manejar: una tomografía por resonancia magnética (TRM). “He descubierto la forma de adaptar la funcionalidad de los grandes dispositivos de varios millones de dólares en una prenda de vestir con el aspecto de un gorro de esquí estándar”, afirma Jepsen, que anteriormente estuvo trabajando para empresas tecnológicas como Facebook, Google e Intel. El uso convencional de la TRM tiene como finalidad crear imágenes detalladas de los tejidos y los órganos. Sin embargo, ahora también se puede utilizar para otros fines, como para detectar la actividad cerebral de una persona y mostrarla en imágenes digitales.

Con las ondas infrarrojas se pueden visualizar los pensamientos

Aunque la TRM tradicional funciona mediante campos magnéticos y ondas de radio, Jepsen utiliza una luz infrarroja en su tecnología. El interior del gorro está recubierto con diminutas pantallas de cristal líquido (LCD) flexibles que emiten una luz electromagnética que dibuja el flujo de oxígeno del cerebro. “Nuestro cerebro se ve transparente bajo una luz infrarroja”, explica Jepsen.

Esta tecnología ya se está utilizando para detectar enfermedades como los tumores, los hematomas y las arterias obstruidas. La emprendedora Jepsen cree que el proceso contrario también puede ser posible; por ejemplo, la luz infrarroja podría proyectarse en áreas específicas del cerebro para combatir las células cancerosas. No obstante, el verdadero objetivo de su investigación es digitalizar y transmitir los pensamientos. Con su “gorro de pensamientos”, las personas podrán transmitir sus propios pensamientos y leer los de otras personas.

Los gorros de telepatía comenzarán a comercializarse en un plazo de ocho años

Su aplicación en otros escenarios completamente nuevos también sería viable, aunque habría que tener en cuenta las implicaciones éticas que tendría el uso de esta tecnología en este tipo de escenarios. “¿Podría un policía, un militar o incluso un padre obligar a alguien a ponerse este dispositivo?”. Según Jepsen, es necesario encontrar respuestas a este tipo de preguntas. Se tiene previsto seguir desarrollando aún más esta tecnología con el objeto de lograr que solo funcione cuando el usuario quiera, lo que le permitirá filtrar aquellos pensamientos que no desea compartir.

La tecnología que incorporan los gorros de telepatía ya se está utilizando para detectar patologías.
La tecnología que incorporan los gorros de telepatía ya se está utilizando para detectar patologías. Imagen: flickr.com – Intel Free Press

Si Openwater cumple su ambiciosa hoja de ruta, el gorro de telepatía estará disponible en un plazo de tan solo ocho años. Los primeros prototipos estarán disponibles para algunas empresas colaboradoras el año próximo. Con esto da comienzo la carrera por ser el primero en comercializar la tecnología de telepatía; además de Jepsen, otros visionarios como Elon Musk también están trabajando para lograr vincular el cerebro humano con un ordenador.

Compartir este artículo

Temas relacionados

Innovación tecnológica Salud

Leer el siguiente artículo

Read Full Story