Arte y música

Haciendo que los ordenadores sean más humanos

Estambul, uno de los hervideros de Europa en innovación y generación de empleo, alberga el Internet of Things Ignition Lab de Intel. Aquí, el equipo de Asli monta y prueba cómo el hardware y el software funcionan conjuntamente como sistemas de punto a punto en “Internet de las cosas”, analiza su valor empresarial y conecta con los socios de Intel. “Internet de las cosas permite que la vida sea más sencilla para los consumidores”, afirma. “Por ejemplo, los dispositivos de entrenamiento cuantifican el nivel de ejercicio que has realizado. Estos dispositivos no solo hacen que el entrenamiento sea más eficaz, sino que también crean algo divertido y gratificante cuando compartes tu progreso con tus amigos. Actúan también como monitores de salud. De esto va la tecnología moderna: enriquecer nuestras vidas. Lo que hacemos en este Lab es unificar ideas y personas para encontrar nuevos modos de mejora y enriquecimiento personal”.

 

Todo se centra en la interacción del ser humano con los ordenadores

En la actualidad, Asli y su equipo exploran la informática perceptiva: la interacción con un ordenador utilizando interfaces humanas naturales como gestos, voces y reconocimiento facial. Trabajan en un proyecto que permita ampliar esta idea y mejorar la experiencia del aprendizaje en un contexto educativo. Asli se quedó fascinada por las posibilidades de la tecnología cuando vio una película en la que la decisión de la actriz sobre qué ropa comprar se realizó en función del lugar al que Asli miraba más.  “Todavía alucino como una niña cuando un ordenador actúa cuando yo hago un gesto o un movimiento, o cuando elijo algo tan solo mirándolo”.

La fascinación se conecta con su curiosidad al ver cómo funciona la tecnología. Asli estudió microelectrónica en Estambul y en Edimburgo, donde lo aprendió todo sobre los componentes y las “pequeñas piezas que llevan dentro”. Ahora esto lo lleva a un contexto más amplio y analiza el modo en el que la tecnología influye en nuestras vidas. No deja de desafiar los límites: “Creo que las interfaces cerebro-ordenador serán el próximo gran hito. Todo se centra en la interacción del ser humano con los ordenadores, y el próximo paso será utilizar el cerebro para controlar las máquinas”.

Ahora, todo el mundo puede hacer uso de su pasión para contribuir a dar forma al futuro

Estos avances mantienen al equipo de Asli ocupado y entusiasmado. Asli es la directora de un equipo en el que hay más mujeres que hombres, un caso raro en el mundo de la tecnología. “Habilidades típicas asociadas a las mujeres, como la comunicación, la colaboración, la multitarea… son fundamentales en el diseño y en la ingeniería”. Históricamente esto ha chocado con una cuestión de reputación: “Creo que uno de los motivos por los que las mujeres no suelen estudiar ingenierías es que luchan por encontrar un elemento humano con el que identificarse”.

Asli ahora contempla una enorme oportunidad para que la industria de la tecnología atraiga a más mujeres. Con el cambio en la percepción de la tecnología vienen nuevos avances como Internet de las cosas y la tecnología para llevar puesta. La tecnología ya no son solo ordenadores personales. Estamos en la era de la tecnología humana que necesita creatividad y colaboración de ambos géneros para seguir evolucionando. Como consecuencia, trabajar en esta industria es una fantástica oportunidad para mujeres jóvenes: “Mi consejo para ellas: sed pacientes al desarrollar vuestras habilidades. Mantened la pasión por la tecnología. Seguid siendo creativas. Y, lo más importante, seguid siendo vosotras mismas y aprovechad la energía femenina que podéis aportar a la tecnología”.

La tecnología rompe cada día sus propias barreras. Ahora, todo el mundo puede hacer uso de su pasión para contribuir a dar forma al futuro. Por último, esto creará un mundo más humano con ordenadores inteligentes y tecnología que tendrá un impacto real sobre nosotros.

 

Share This Article

Related Topics

Innovación tecnológica

Read This Next

Read Full Story