Salud

La oficina del futuro es más inteligente y productiva

Dean Evans Technology Writer Twitter

Se ha escrito mucho sobre el futuro de la oficina. Algunos dicen que compartiremos terminales y oficinas, otros que trabajaremos en un centro de trabajo colaborativo y que celebraremos conferencias de realidad virtual. Pero a lo mejor, puede que ni siquiera trabajemos en oficinas.

Dondequiera que trabajes ahora y en el futuro, la tecnología te ayudará a disfrutar de un espacio más saludable y productivo.

Las mesas para trabajar de pie en lugar de sentado aportan una serie de beneficios para la salud que son conocidos por todos. Estar sentado durante largos periodos de tiempo impide que tus músculos quemen grasa, afecta negativamente a tu postura corporal (la cual puedes monitorizar con el dispositivo Lumo Lift) y disminuye el flujo sanguíneo, lo que podría ralentizar la función cerebral.

Aunque puede que te atraiga el escritorio Altwork Station de 5.900 dólares que desafía la gravedad, una solución más sencilla (y más barata), como el ReadyDesk, podría ayudarte a transformar el lugar donde te sientas actualmente en un espacio para trabajar de pie mucho más cómodo.

Si no tienes más remedio que estar sentado, intenta no pasar mucho tiempo sin moverte del sitio. Incluso aunque tengas el último modelo de silla ergonómica, utiliza aplicaciones o temporizadores para que te recuerden que debes levantarte y tomar un descanso, estirar las piernas y descansar los ojos. En lugar de estar sentado en una silla de oficina, plantéate permanecer de pie durante una hora o utilizar un tipo diferente de asiento, como un puf o una pelota de ejercicios.

La comodidad también depende de otros factores que no son tan obvios, como la temperatura y la iluminación de la oficina. Según un estudio realizado en Estados Unidos, las personas que trabajan en edificios ecológicos certificados “consiguieron una puntuación un 26,4 % superior en pruebas de capacidad cognitiva y mostraron tener un 30 % menos síntomas del edificio enfermo que aquellas personas que trabajan en edificios no certificados”.

Lo más probable es que trabajes en un edificio no certificado, y aunque no puedes cambiarlo (ni tu espacio de oficina), sí puedes tener en cuenta algunos de los principales aspectos que mejorarán la calidad ambiental interior y que ayudarán a tener una plantilla feliz y satisfecha, como son la temperatura, la calidad del aire, la decoración y la iluminación.

Un lugar de trabajo desordenado puede afectar a tu productividad y bienestar. (Derechos de autor de la imagen: Shutterstock/thodonal88)

Por ejemplo, un gadget como la Netatmo Weather Station (módulo interior) monitoriza los niveles de ruido, la humedad, la temperatura y la calidad del aire (CO2), permitiéndote analizar tu espacio de trabajo con más detalle. Aunque también se ha demostrado que colocar una planta en tu lugar de trabajo aumenta la productividad y la atención.

La comodidad y el confort van de la mano y se debe alcanzar un equilibrio adecuado entre trabajar en un lugar de trabajo sin cables y tener a la mano todo lo que necesitas.

  • ¿Quién necesita una impresora? Con Google Drive y Google Docs puedes trabajar en una oficina realmente sin papeles. Si tienes tus documentos importantes guardados en línea, podrás acceder a ellos desde cualquier lugar o con cualquier dispositivo.
  • Con una cafetera Aeropress y una taza Ember podrás hacer un excelente café y mantenerlo caliente durante más tiempo. (Si prefieres el té, prueba el infusor Teforia equipado con un módulo Intel Edison). Todo lo que necesitas es una jarra eléctrica.
  • Con el bolígrafo inteligente Livescribe 3 podrás digitalizar tus notas de las reuniones conforme las vayas tomando. No es necesario perder tiempo en transcribirlas.
  • Con un altavoz Amazon Echo podrás seleccionar tus canciones favoritas para la oficina a través de Spotify, Amazon Music y TuneIn mediante tu voz.
  • Y con un moderno sistema 2 en 1, como el Lenovo Yoga 910 o HP ENVY x360, estarás preparado para trabajar sentado, de pie o donde prefieras. Trabaja en tu lugar de trabajo con un portátil con diseño tradicional y, a continuación, separa la pantalla para convertirlo en una tableta portátil.

Para muchos de nosotros, la oficina tradicional probablemente ya no exista dentro de cinco años. La tecnología ya nos permite trabajar desde cualquier lugar. Lo único que realmente necesitas es un nuevo sistema 2 en 1, una conectividad inalámbrica y unos auriculares con eliminación de ruido. Yo también utilizaré esa taza Ember. Mi té se ha enfriado una vez más.

Derechos de autor de la imagen: Shutterstock/i3d

Compartir este artículo

Temas relacionados

Salud

Leer el siguiente artículo