La VR atrae a los aficionados a los videojuegos en la vida nocturna australiana

by Jason Johnson
Freelance writer and editor

Los videojuegos de VR ofrecen nuevas posibilidades de interacción social en un conocido club nocturno australiano donde los aficionados a los videojuegos tienen la oportunidad de descubrir la tecnología de VR para móviles.

En el Reload Bar & Games de Canberra, Australia, los clientes son recibidos con el olor a chicle que sale de una máquina de niebla. Los propietarios del bar eligieron este dulce olor como complemento de los rayos láser que se entrecruzan en el club en perfecta sincronización con el ritmo de la música. Es una noche de realidad virtual (VR) y la muchedumbre entra en el bar.

“Aunque todos somos gente con formación tecnológica, también nos dedicamos a gestionar un local de hostelería, así que mezclamos los dos mundos”, afirma el desarrollador de software Ravi Sharma, copropietario del bar junto al gestor de cibercafé James Andrews.

Vida nocturna australiana
Reload Bar atrae a jugadores experimentados y principiantes para jugar a videojuegos de VR. Imagen cortesía de Ravi Sharma.

Este club australiano atrae la atención de los clientes con el reclamo de videojuegos nuevos y retro (para Xbox, PlayStation, Wii U y ordenador), así como con deportes electrónicos, juegos de mesa y de cartas e incluso anime y cómics.

En la noche de la VR, los videojuegos de demostración tienen un atractivo general, desde el Fruit Ninja hasta videojuegos de fútbol donde los jugadores se meten en la piel del portero.

Uno de los videojuegos favoritos del público local es Castle Rush, donde cuatro jugadores se sumergen en la VR y compiten todos contra todos en el bar. El videojuego utiliza tecnología de VR para móviles para que todo el mundo pueda participar. Mientras cuatro personas guardan el castillo con arcos y flechas virtuales en un entorno de VR, los otros jugadores intentan destronarlas utilizando sus teléfonos.

Hasta 100 jugadores controlan la horda de saqueadores y, según Sharma, los clientes se van dejando llevar a medida que la multitud anima a los jugadores.

Los propietarios esperan que el entusiasmo sea cada vez mayor una vez que comience la demo de VFC: This Is Fighting. El club tiene previsto celebrar una liga de lucha de artes marciales mixtas (MMA) de VR, donde dos jugadores se enfrentarán entre sí en una jaula de lucha real, aunque en realidad son sus avatares los que pelearán.

Vida nocturna australiana
La multitud anima a los jugadores de VR en el Reload Bar, donde todo el mundo tiene su turno para participar en los videojuegos. Imagen cortesía de Ravi Sharma.

“Aunque la mayoría de los clientes que nos visitan son entusiastas de la tecnología, también tenemos clientes que no tienen nada que ver con el mundo tecnológico”, comenta Sharma. “Estos últimos se suelen quedar con la boca abierta intentando averiguar qué demonios está pasando”.

Eventos como la noche de la VR ofrecen a la gente la oportunidad de descubrir de primera mano por qué la tecnología de VR es tan interesante. Esto es especialmente importante para una experiencia como la VR, que es muy difícil de promocionar.

“Para poder comprender la realidad virtual, debes experimentarla”, afirma Brennan Hatton, codesarrollador del videojuego de VR Castle Rush.

Dado que posiblemente para muchos jugadores sea la primera vez que experimentan la VR, Hatton cree que es fundamental que la experiencia se desarrolle con total fluidez. Una experiencia que no resulte cómoda o que produzca mareos a los jugadores podría disuadir a la gente de utilizar la VR en el futuro.

“La realidad virtual debería ser un lugar agradable donde ir, acogedor, lleno de color y hospitalario”, añade Hatton. “Ese el modo más fácil de asegurarnos de que la gente querrá volver a utilizarla”.

Vida nocturna australiana
Además de las tradicionales comidas y bebidas de un bar, el Reload Bar también ofrece videojuegos nuevos y retro. Imagen cortesía de Ravi Sharma.

En el Reload Bar & Games, todos los videojuegos de la noche de la VR son comunitarios e inclusivos.

“No queremos una experiencia de un único jugador que solo ofrezca diversión a una persona”, comenta Sharma. “Preferimos que el contenido sea rápido y por turnos para que todo el mundo pueda jugar”.

El bar también crea su propio contenido de VR. El equipo de desarrollo del club, Reload Labs, crea su propio software, incluyendo simulaciones de cricket, fútbol y rugby. El laboratorio también trabaja en un videojuego de realidad aumentada (AR) al que los clientes podrán jugar en sus teléfonos. Al escanear la servilleta o el posavasos de un cóctel, aparece un videojuego del estilo Space Invaders que permitirá a los jugadores jugar para conseguir una oferta de dos bebidas por una.

Otros desarrolladores de la comunidad local también están colaborando en el desarrollo de videojuegos de VR especialmente diseñados para el Reload Bar. De esta forma, los espacios públicos dedicados a la VR fomentan el desarrollo de nuevos tipos de experiencias de videojuegos.

Encuentra aquí más recursos para videojuegos ofrecidos por Intel

Compartir este artículo

Read Full Story