Las carreras de drones gigantes podrían convertirse en el nuevo gran deporte para espectadores

by Eddie Codel
Director, Flying Robot International Film Festival

Los pilotos de drones de carreras están haciendo evolucionar este deporte con drones más grandes y potentes que podrían tener repercusiones en el futuro uso de los drones comerciales.

Aunque las carreras de drones ya se están convirtiendo en un deporte generalizado, muchos pilotos las están mejorando y engrandeciendo. Ver cómo esos pequeños drones de carreras que parecen abejas sortean recorridos llenos de obstáculos es un espectáculo estimulante, pero cada vez son más los pilotos que deciden pilotar drones más grandes y potentes con el objetivo de expandir este deporte más allá de simples carreras de karts aéreos para disfrutar de una experiencia más parecida a una excitante carrera de la NASCAR cargada de adrenalina.

Los temerarios pilotos, como Zoe Stumbaugh, también conocida como ZoeFPV, y Kevin Sellers, alias SlashedFPV, se volverán locos con los drones X Class, que tienen una envergadura de un metro de motor a motor. En muchos casos, estos drones gigantes tienen el doble del tamaño de los que se utilizaban en las populares competiciones como el Drone Grand Prix. Son tan ágiles y veloces como sus homólogos miniquads de menor tamaño, pero representan retos más grandes para los desarrolladores y los pilotos. Sus colisiones también son más espectaculares en comparación con los drones más pequeños, lo cual es penoso para los pilotos pero inolvidable para los espectadores.

“Me motiva pilotar el X Class por su tamaño realmente imponente”, afirma Stumbaugh, una famosa piloto de drones de carreras que apareció recientemente en la serie de vídeos FlightLab de Intel. “Trabajamos con máquinas que no son simplemente pequeños juguetes, sino algo realmente potente que puede tener importantes repercusiones”.

Stumbaugh afirma que las vertiginosas carreras de grandes drones le hacen disfrutar de algo parecido a la emoción que solía sentir al conducir su motocicleta. Construir drones y compartir sus habilidades como piloto con otros compañeros también es algo que le entusiasma.

Según la información disponible, la primera carrera de drones X Class tuvo lugar el 4 de febrero en el recinto de la AMA del club Livermore Flying Electrons en California. El equipo Vondrone, considerado el primer equipo organizado de X Class, se enfrentó a cuatro contrincantes. [Disclosure: writer Eddie Codel is a supporting member of Team Vondrone.]

Cada piloto creó su propio dron multirotor a gran escala con diseño exclusivo. Sin un diseño estándar establecido y sin un número de motores ni el tamaño o peso estipulado de los componentes, las carreras de drones X Class no dejan de ser un experimento pero con un gran potencial.

Stumbaugh se interesó por las carreras de drones de gran tamaño porque los miniquads, o los drones de carreras de pequeño tamaño, alcanzaron su límite de rendimiento. En su opinión, los drones X Class tienen muchas posibilidades de crecer.

“Ya he estado un poco enganchada a las carreras de miniquads”, comenta. “Aún sigo pilotando miniquads y me encantan, pero ahora estoy centrada totalmente en la clase 1000 (drones de mayor tamaño). La tecnología que puedo ayudar a impulsar ofrece características más técnicas y más avances”.

Carreras de drones gigantes: dron sobre la tierra
Los drones X Class tienen una envergadura de un metro de motor a motor. Imagen cortesía de Eddie Codel.

Según Stumbaugh, los pilotos aún están lejos de aprovechar todo el potencial de estas grandes máquinas. Aunque la capacidad de maniobrabilidad es fundamental, está ansiosa por lograr velocidades más altas con su gran dron que superarán en más del doble los 100 kilómetros por hora que se alcanzan en las carreras de miniquads.

“En los próximos dos meses creo que alcanzaremos los 160 kilómetros por hora”, prevé Stumbaugh. ”Con un poco de suerte, probablemente alcanzaremos los 240 kilómetros a final de año”.

Para lograrlo, utilizaremos nuevas tecnologías y diseños.

“La mayoría de los componentes del equipo que utilizamos se crearon para plataformas de vídeo aéreas”, afirma Sellers. “Aunque tienen capacidad de elevación, no se han diseñado para alcanzar altas velocidades ni para ofrecer la capacidad de respuesta que necesitamos en las carreras”.

Carreras de drones gigantes: Hombre retirando un dron del campo.
Los pilotos construyen sus propios drones multirotor a gran escala con diseños exclusivos para la competición. Imagen cortesía de Eddie Codel.

Aunque los drones X Class dependen de los controladores de vuelo, las cámaras y algunas otras tecnologías utilizadas en las carreras de miniquads, Stumbaugh afirma que los drones de carreras de mayor tamaño requieren mucha innovación para mejorar el rendimiento. Se necesitan nuevos controladores de velocidad electrónicos (ESC), nuevos motores y mejores hélices. Stumbaugh cree que los fabricantes comenzarán a ofrecer este tipo de mejoras para satisfacer estas necesidades.

“No solo piensan en aumentar la eficiencia con una mayor autonomía de vuelo”, comenta. “También quieren comenzar a construir máquinas que puedan volar y competir a más velocidad”.

Según Anil Nanduri, Vicepresidente del Grupo de Nuevas Tecnologías y Director General del Segmento de UAV en Intel, aún es pronto para hablar de carreras de drones de gran tamaño, pero las innovaciones en tecnología que provienen del deporte podrían aportar ventajas a la industria de drones comerciales. Su equipo presentó recientemente el Intel Falcon 8+, un dron comercial diseñado con tecnologías de sensores y de piloto automático que permiten capturar datos de precisión aérea (consulta el artículo Industrial Drones Put Digital Eye on Airbus Assembly Line).

“Aunque los requisitos de los drones comerciales varían en función de sus necesidades específicas, el uso de nuevos materiales o nuevos diseños de rotores y hélices, las comunicaciones por radio FPV, las reducciones de latencia y otras innovaciones procedentes de las carreras de drones se podrían aplicar a la industria de los drones comerciales”, comenta Nanduri.

Nanduri afirma que las carreras de drones en sus distintas formas atraerán a patrocinadores ansiosos por participar en nuevos deportes y eventos de entretenimiento al igual que las competiciones de deportes electrónicos, como Intel Extreme Masters, que llevan varios años celebrándose.

“Hay muchos jugadores humildes que satisfacen las necesidades de la plataforma de carreras de drones, pero seguirás viendo cómo cada vez son más”, comenta.

Carreras de drones gigantes: Dron en una mesa.
Los drones de mayor tamaño necesitarán nuevos ESC, nuevos motores y mejores hélices. Imagen cortesía de Eddie Codel.

Stumbaugh cree que el involucramiento de fabricantes y patrocinadores aportará a las carreras de drones de gran tamaño una inyección de energía y ayudará a comprender este deporte más rápidamente.

“Necesitamos equipos con patrocinios para que puedan conseguir las piezas que necesitan para estas máquinas”, afirma. “Ya no se trata de poder fabricar miniquads con unos cuantos euros. Necesitamos la ayuda de los patrocinadores. Sobre todo, cuando estas máquinas sufren accidentes que resultan muy costosos”.

Stumbaugh y Sellers están preparando sus drones gigantes para la próxima exhibición de X Class que tendrá lugar en el evento Flite Fest West que se celebrará el 29 de abril en Vallejo, California, Estados Unidos. Podría ser una carrera histórica entre una flota evolucionada de drones de carreras X Class que superarán el umbral de los 160 km/h.

Ken Kaplan ha colaborado en este artículo.

Share This Article

Read Full Story