Las redes 5G no solo ofrecen conexión a los smartphones

Las redes inalámbricas de próxima generación se han creado para conectar coches, hogares y máquinas con un mayor ancho de banda y una menor latencia, y ofrecen conexión a todo tipo de dispositivos, no solo a los smartphones.

Ya no es algo de ciencia ficción ver cómo los hogares inteligentes controlan automáticamente las luces o avisan a los propietarios cuando el refrigerador necesita reponerse. En muchas ciudades, los coches ya circulan de forma autónoma gracias a unas sofisticadas tecnologías informáticas conectadas a Internet.

Estas y otras tecnologías que dependen de la inteligencia de Internet son exactamente las que los líderes tecnológicos están teniendo en cuenta a la hora de crear la tecnología 5G, la red inalámbrica de próxima generación que estará disponible en 2020.

Según Robert Topol, Director General de Empresas y Tecnología 5G de Intel, esta tecnología 5G no solo ofrece conexión a los smartphones.

Afirma que la tecnología 5G se ha diseñado para ser más inteligente y ofrecer un mejor rendimiento que la actual tecnología 4G. Por tanto, permitirá llevar las comunicaciones, la informática y la inteligencia artificial a nuestras vidas cotidianas.

“La tecnología 5G no es simplemente la próxima G”, comenta Topol. “El objetivo es la gestión de un mayor volumen de datos, tanto si proceden de un refrigerador como de una lavadora, un vehículo o un dron volador”.

Esto podría fusionar las líneas existentes entre los espacios que utilizamos para el trabajo, el hogar y el juego, comenta.Redes 5G

Tiene potencial para introducirnos en una nueva era de interconexión, donde los coches, la automatización industrial y las nuevas experiencias de realidad aumentada y virtual se basarán en una sólida red inalámbrica.

Conexión más rápida

Según la empresa de investigación IHS Markit, este año habrá 20 mil millones de cosas conectadas a Internet, 30,7 mil millones en 2020 y más de 75 mil millones en 2025.

“En los próximos cinco o seis años habrá miles de millones de dispositivos y cosas conectados”, afirma. Con el paso del tiempo, la tecnología 5G permitirá que las cosas sean más inteligentes porque estarán dotadas de una mayor inteligencia basada en la informática.

Topol afirma que, además de ofrecer un mayor ancho de banda, la conectividad 5G también permite disfrutar de una baja latencia, unas comunicaciones fiables y una gestión de la comunicación entre máquinas.

Entretenimiento sin retardos

Según Carrie MacGillivray, Vicepresidenta de Movilidad e IoT de IDC, las nuevas redes 5G ayudarán a los dispositivos conectados de forma inalámbrica a transmitir contenido de alta calidad.

“Incluso podrás descargar un vídeo 4K en tan solo uno o dos segundos, en lugar de esperar varios minutos a que se descargue una película completa”, afirma.

Podría ofrecer nuevas experiencias de entretenimiento y cobertura de eventos en directo. Aunque esta tecnología se encuentra actualmente en fase de pruebas, la primera demostración real de la tecnología 5G está previsto ofrecerse en las Olimpiadas de Tokio de 2020, afirma Darrell West, Director del Centro de Innovación Tecnológica de la Institución Brookings.

“Los japoneses la ven como una gran oportunidad de incorporar nuevos métodos para cubrir eventos deportivos”, afirma West.

Por ejemplo, los espectadores podrían utilizar sus dispositivos móviles para ver un evento desde distintas perspectivas privilegiadas, cambiando entre la cámara del casco de un jugador, la vista de pájaro y la tradicional panorámica lateral. Si un espectador apunta con el teléfono a un jugador, en la pantalla podría aparecer superpuesta una breve biografía del jugador gracias a la realidad aumentada (AR).

“La tecnología 5G permite ofrecer una vista completamente estereoscópica, una mezcla de realidad virtual y aumentada, y compartir esa experiencia con otras personas, tanto si se encuentran en la habitación de al lado como en el otro extremo del mundo”, comenta Topol.

Sanidad y seguridad inteligentes

Las nuevas conexiones 5G podrían ayudar a los dispositivos digitales a ofrecer una atención médica de alta calidad en tiempo real y a un bajo coste.

Las innovadoras tecnologías para llevar puestas y de asistencia remota que se conectan a las redes inalámbricas se beneficiarán de las redes 5G. Un ejemplo podría ser el delicado dedo robótico que utiliza el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido en el Centro de Investigación Robótica del King’s College de Londres, con el que los médicos pueden examinar el abdomen de los pacientes de forma remota. MacGillivray afirma que este dispositivo permite a los doctores palpar los tumores y ofrecer diagnósticos basados en la retroacción táctil.

Las redes 5G podrían ayudar a conseguir que la innovadora tecnología de asistencia sanitaria sea móvil y más accesible.

Con el desarrollo de los vehículos autónomos, la seguridad es un factor importante y las primeras unidades podrán aprovechar las nuevas tecnologías integradas en la conectividad 5G. Las nuevas redes permitirán que la tecnología de los coches inteligentes sea más accesible.

Aunque algunos coches ya son semiautónomos (muchos modelos de gama alta incorporan un sistema de frenado automático, una tecnología de prevención de accidentes que frena automáticamente cuando el coche se acerca a un obstáculo a una velocidad excesiva), este tipo de prestaciones tendrán un uso generalizado en los próximos años. Los modelos más económicos ya están empezando a incorporar este sistema de frenado automático.

“La red será más rápida, la latencia será más baja y las máquinas podrán hablar entre ellas”, afirma Topol.

Eso preparará el camino para un mundo más inteligente y conectado.

Compartir este artículo

Read Full Story