Llevando la vanguardista tecnología 5G a los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018

La ejecutiva de Intel y veterana de las telecomunicaciones Sandra Rivera continúa rompiendo barreras mientras dirige un equipo global para crear la primera red inalámbrica 5G para impulsar Pyeonghang 2018.

Al principio de su carrera como mujer latina en el mundo de la tecnología de las telecomunicaciones dominado por hombres, Sandra Rivera solía ser infravalorada. Sin embargo, en lugar de desanimarse, decidió convertir la situación en un reto positivo.

“Iba a estar más preparada, conocer mejor a mis clientes, productos y competencia, escuchar con más atención, comprender las necesidades de las empresas y de los objetivos de crecimiento con mayor claridad”, explica Rivera.

“Si ellos tenían bajas expectativas, yo iba a superar los retos y a sorprenderles”.

La experiencia en tecnología de Rivera, así como la atención y la determinación por el cliente, la sitúan a la vanguardia de la industria de las telecomunicaciones, que estaba desarrollando las primeras redes inalámbricas e impulsando las comunicaciones con capacidad informática. Así pues, Rivera está situada en primera línea de una industria que ha llevado el servicio de Internet desde el acceso por marcación hasta la banda ancha fija y ha creado redes inalámbricas que conectan entre sí a miles de millones de personas por todo el mundo.

Sandra Rivera
Sandra Rivera lleva el 5G a los Juegos Olímpicos de Invierno.

En el proceso, se agarró con fuerza a sus raíces colombianas al tiempo que creaba su propia familia y criaba a cuatro hijos. En 2015, la revista Working Mother la nombró Working Mother of the Year (Mujer trabajadora del año). En 2017, también recibió la nominación Top 10 Latina Corporate Executives of the Year (10 Mejores ejecutivas latinas del año) por la revista Latina Style.

Ahora, como Vicepresidenta y Directora General del Grupo de Plataformas para Redes de Intel, su empeño se centra en hacer valer su talento: llevar la tecnología inalámbrica del 5G a los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang 2018.

Aunque la industria se fija el año 2020, o incluso antes, para convertir el 5G en una realidad mundial, Rivera y un variado equipo de Intel trabajan con otros líderes de la industria para probar las tecnologías del 5G por todo el mundo, incluyendo pruebas ya finalizadas en Japón y Estonia.

[Read: 5G Wireless Tech Races to PyeongChang 2018]

Ahora, Rivera lidera un equipo y trabaja con socios del ecosistema para demostrar las tecnologías del 5G en Corea del Sur durante Pyeongchang 2018.

Olimpiadas 5G: Saltador de esquí puede ser visto gracias a la potencia del 5G
En las Olimpiadas de Invierno, el 5G impulsará opciones de visualización inmersivas para los espectadores presenciales.

“Llevamos a los espectadores unos modos más inmersivos de experimentar las Olimpiadas, ya asistan en persona o vean los eventos desde la otra parte del mundo”, explica Rivera.

“Y, además de las Olimpiadas, queremos demostrar a la gente cómo la tecnología realmente puede enriquecer sus vidas cotidianas”.

El 5G en las Olimpiadas

En colaboración con KT Corporation, el mayor proveedor de servicios de comunicaciones de Corea del Sur, Rivera cuenta que Intel ofrecerá en los Juegos Olímpicos la primera red 5G a escala mundial. Así mismo, informa de que demostrará el alto rendimiento, la fiabilidad y los diferentes modos en los que la tecnología 5G se puede utilizar durante un evento dinámico y de mucho tráfico.

El equipo del 5G de Intel probará cómo diferentes dispositivos actúan con la nueva tecnología de redes, considerablemente más rápida, y que puede transportar más datos con mucha menos latencia que las redes 4G actuales.

Los espectadores tendrán la oportunidad de sumergirse en el evento a partir de una serie de experiencias impulsadas por el 5G, incluyendo transmisión de vídeo en directo y en 360 grados, realidad virtual y realidad aumentada. Por ejemplo, los espectadores pueden ver a los atletas y a los competidores desde diferentes ángulos o controlar su propia repetición de los eventos al instante, obteniendo en definitiva una experiencia del evento mucho más personal.

Los atletas, así mismo, tendrán la oportunidad de recopilar una enorme cantidad de datos para mejorar su rendimiento. Por ejemplo, pueden observar y analizar dichas variables como la forma y la velocidad desde diferentes ángulos, o analizar el efecto de factores externos como la temperatura, o el estado de la nieve y el hielo.

Las Olimpiadas de Invierno cuentan con la primera Villa Olímpica con 5G.
Los espectadores de las Olimpiadas serán los primeros en experimentar cómo la baja latencia del 5G puede mejorar una visualización inmersiva.

Omni View, un servicio de retransmisión en directo de vistas seleccionadas multiobjetivo, proporcionará en la pantalla datos biométricos de los atletas, permitiendo a los espectadores elegir el ángulo de visión que retransmitir.

“Queremos demostrar las posibilidades del 5G al contar con un ancho de banda muy elevado, muy baja latencia y una capacidad informática casi ilimitada”, comenta Rivera. “Queremos que la gente vea cómo el futuro se centra en los datos y cómo podemos convertir esos datos en activos valiosos”.

Transformando la industria de las telecomunicaciones

Rivera lleva tiempo jugando un papel importante en estas pioneras tecnologías.

Después de obtener un título en ingeniería eléctrica en Penn State, Rivera consiguió un trabajo en Westinghouse y luego en Dialogic, antes de fundar la startup The CTI Authority, que posteriormente fue adquirida por Scansource.

Según Rivera, fue un buen momento para formar parte de la industria de las telecomunicaciones.

“La disolución de Ma Bell en la década de 1980 dio lugar a mucha más competencia en el mercado y a la introducción de una gran cantidad de nuevos servicios”, aclara Rivera.

“Durante las dos últimas décadas, el panorama de la industria de las telecomunicaciones ha cambiado radicalmente, por ejemplo, ahora las redes parecen problemas informáticos, y si se trata de un problemas informáticos, Intel es el líder del mercado para resolverlos”.

La informática permite llevar a cabo el procesamiento de enormes cantidades de datos, con rapidez y fiabilidad, así como la automatización de muchas tareas.

A medida que la informática ha ido evolucionando, también ha traído consigo la necesidad de contar con soluciones tecnológicas para resolver los problemas cotidianos.

Según Rivera, uno de los cambios más significativos ha sido la introducción de tecnologías que realizan tareas rutinarias y que ha liberado al ser humano para que se centre en actividades más creativas o significativas.

“Tareas repetitivas y de poco valor anteriormente realizadas por personas ahora se han informatizado y automatizado” afirma Rivera. “Por ejemplo, algo tan simple como cobrar los peajes de las autovías ya es algo que la tecnología ha automatizado gracias a que puede leer las matrículas o a un transpondedor que luego realiza el cobro automáticamente”.

Más profundas son incluso las tecnologías que de hecho salvan vidas.

La tecnología 5G de las Olimpiadas puede cambiar vidas
Rivera cree que la tecnología 5G puede cambiar vidas.

“Pensemos en los drones y en lo que pueden llegar a hacer en misiones de búsqueda y rescate, o en un coche conectado que elimina los accidentes ocasionados por el error humano”, explica Rivera. “O pensemos en la inteligencia artificial y en cómo permite a la gente encontrar a niños desaparecidos a través del reconocimiento facial”.

Para Rivera, el 5G representa la convergencia real entre la informática y las comunicaciones. Afirma además que estas innovaciones, así como oportunidades para hacer que tecnologías innovadoras como el 5G ayuden a la gente a vivir mejor, convierten su trabajo en algo emocionante.

Mirando hacia delante

Aunque una vez fue infravalorada, ahora, mucho más que antes, quiere animar a los jóvenes a definir y superar sus propias expectativas a medida que se enfrentan al futuro.

“A la gente joven le digo, especialmente a las chicas y a las minorías poco representadas, que ha llegado el momento de ser optimista”, cuenta Rivera. “Por duro que pueda ser, y difícil aún, tenemos que hacer mucho más por la integración y la diversidad, aunque es algo que está mejorando poco a poco”.

Rivera, que se describe como un tipo de persona que ve el vaso medio lleno, cree que cualquier cosa es posible y que cualquier objetivo está al alcance de la mano, especialmente cuando la gente trabaja unida.

“Si quieres ir rápido”, puntualiza, “ve solo. Pero si quieres ir lejos, ve acompañado”.

Compartir este artículo

Read Full Story