Los expertos estudian la forma de conectar lo desconectado con la tecnología 5G

Los expertos estudian las tecnologías socioeconómicas y de bajo coste para llevar la conectividad a los pueblos y las ciudades de zonas rurales que actualmente carecen de acceso a Internet.

Ante la gran cantidad de smartphones que vemos por todas partes, es difícil creer que más de la mitad de la población mundial aún no dispone de conexión de banda ancha. Ante la disponibilidad de la tecnología 5G, la red inalámbrica de próxima generación, prevista para 2020, algunos expertos están estudiando la forma de conectar miles de millones de personas que actualmente no tienen acceso a Internet.

Mediante el estudio de las zonas del mundo no conectadas y la aplicación de nuevos enfoques a la tecnología, los expertos podrán ayudar a llevar la conectividad 5G a las comunidades rurales por primera vez.

“De igual forma que los científicos sociales se centran en la tecnología 5G, nuestro objetivo principal es comprender qué tipos de cambios son posibles y cuáles son probables desde un punto de vista social”, afirma Maria Bezaitis, Ingeniera Jefe Sénior del equipo de Exploración de Mercados de Intel, que forma parte de los estándares de próxima generación.

Ella y su equipo de investigación estudian los aspectos sociales y económicos de las zonas que siguen desconectadas. Su trabajo podría ayudar a los desarrolladores y los proveedores de servicios de tecnología de red 5G a descubrir cuál es el mejor modo de conectar estas comunidades por primera vez.

“Es importante plantearlo como un interrogante en lugar de asumir que la tecnología 5G sería algo positivo en todos los casos”, comenta Bezaitis.

Por supuesto, a la mayoría de la gente lo único que le preocupa de su red es si funciona o no funciona.

Bezaitis afirma que, aunque los desarrolladores de tecnología 5G aún trabajan para cumplir una serie de requisitos, como la velocidad, la latencia, la eficiencia y la fiabilidad, lo que pretende su equipo es comprender si estas características son importantes y de qué forma lo son para la gente que actualmente no está conectada.

internet wifi
Más de la mitad de la población mundial no tiene acceso a Internet.

“Necesitamos saber qué calidades y características son las que convertirían la conectividad 5G en algo importante para las personas que podrían beneficiarse de ella”, afirma.

Conectando lo desconectado

Mientras que el objetivo de la conectividad 4G inalámbrica era mover datos con más rapidez, la tecnología 5G está preparada para ofrecer conexiones a Internet más potentes a las máquinas y los dispositivos personales que utilizan los servicios del cloud computing.

Aunque puede que la instalación de nuevas antenas de banda ancha para ofrecer cobertura a todas las poblaciones rurales del mundo sea económicamente inviable para las empresas de telecomunicaciones, algunas de ellas ven el despliegue de la conectividad 5G como una oportunidad para encontrar innovadores modos de conectar lo desconectado.

El equipo de Bezaitis analiza los proveedores de servicios de Internet inalámbricos que emergen en los mercados occidentales que dependen de las tecnologías de red de bajo coste que se pueden instalar con rapidez y facilidad.

“Por ejemplo, puede que a estas tecnologías aún no se las pueda considerar 5G en términos de velocidad, pero están estableciendo infraestructuras con capacidad para ofrecer unos niveles de servicios convincentes a los usuarios finales y a un coste inferior al habitual”, comenta Bezaitis. “Si pensamos en todas esas poblaciones y regiones con una conexión tan pésima o incluso sin conexión, consideramos que estos modelos podrían ofrecer un punto de partida efectivo”.

Las poblaciones de Estados Unidos que no disponen de conexión están ofreciendo claves sobre cómo la gente puede aprender, adaptarse y utilizar los servicios de Internet, añade.

“La pregunta que queremos plantear es cómo sobrevivirá y prosperará esa gente en las redes”.

Si mediante la investigación de campo se obtienen respuestas a más preguntas de este tipo, los desarrolladores de las tecnologías 5G tendrán una idea más clara sobre cómo enfocar la conexión en nuevas áreas de población.

Solo el 15,9 % de los americanos carece de acceso a Internet, mientras que un alto porcentaje de la población no tiene conexión en otros lugares del mundo, incluyendo el 93,2 % de Bangladesh, el 71,6 % de Tailandia y el 54,2 % de China. Un estudio de McKinsey & Company señala que las pésimas infraestructuras de las zonas rurales y otros factores son los que impiden la adopción de Internet en esas zonas geográficas.

Aproximadamente el 76 % de la población de la India vive en pequeños pueblos rurales por todo el país y siguen sin tener conexión a Internet de banda ancha, según afirma Sundararajan Srinivasan, Director Sénior de Estándares de Próxima Generación de Intel en la India.

Está trabajando con el Instituto de Tecnología de Bombay (ITT), India, en un proyecto cuyo objetivo es desarrollar una infraestructura de banda ancha inalámbrica con un planteamiento austero o de bajo coste.

Unos 750 millones de personas viven en 650.000 pueblos, cada uno de los cuales tiene una población de 1.200 habitantes o menos. El objetivo del proyecto es ayudar a los aldeanos a comprender las ventajas de la conectividad avanzada, afirma Srinivasan.

antena de telefonía
Instalar antenas en comunidades rurales puede ser costoso y supondrá un obstáculo para la tarea de llevar Internet a esas áreas.

La red eléctrica no es fiable en muchas zonas y, por tanto, la infraestructura y los dispositivos finales deben ser de bajo consumo. Y añade que la red de banda ancha también debe tener un coste extremadamente bajo, dado que gran parte de la población vive por debajo del umbral de pobreza.

“Las distancias son muy largas e instalar este tipo de antenas repetidoras de señal es muy costoso”, afirma.

Tecnología 5G frugal

Para superar algunos de estos obstáculos y sentar las bases para un servicio 5G completo, en el proyecto se utilizará la denominada “5G frugal”, una tecnología inalámbrica 4G mejorada que, aunque no es tan veloz, satisface las necesidades de conectividad a Internet de banda ancha, es menos costosa y prepara el camino hacia la tecnología 5G.

“Aún así, la llamamos 5G porque supera los límites de las comunicaciones en estas áreas que carecen o cuentan con una conectividad pésima”, comenta Srinivasan.

Afirma que la tecnología 5G se ha diseñado para conectar dispositivos informáticos y de comunicación, incluidos los smartphones y las máquinas que interactúan de forma autónoma con otras máquinas. Sin embargo, la mayoría de los lugares donde habrá conexión a Internet por primera vez solo necesitarán disponer de los servicios básicos y, con el tiempo, podrían evolucionar para posteriormente utilizar las prestaciones del Internet de las cosas (IoT) que ofrece la tecnología 5G.

El objetivo del proyecto de 5G frugal es identificar qué servicios son prácticos para la gente local. Se espera que cuanto más aldeanos descubran lo que es la banda ancha, mayor será la presión para ofrecerles este tipo de servicios que, a la larga, creará un mercado que despertará el interés de las empresas de telecomunicaciones.

“Una vez que los aldeanos experimenten la banda ancha, se impulsará un círculo virtuoso de crecimiento y oportunidades”, afirma.

Actualmente, los aldeanos deben coger el autobús para ir a la oficina regional de servicios públicos para pagar las facturas en persona, un viaje que puede durar todo un día. En este proyecto, iniciado por el ITT de Bombay en 2016, se incluía la instalación de un quiosco informatizado en el pueblo de Bahadoli con una conexión de banda ancha inalámbrica que actualmente permite a los clientes pagar sus facturas eléctricas sin necesidad de salir del pueblo. Srinivasan afirma que es algo que podría beneficiar a más pueblos de la India.

“El pago de las facturas por correo es un método que no les inspira confianza”, comenta. “Y también es posible que los cheques que se envían por correo a nombre de las empresas de servicios públicos no se reciban y acepten de forma inmediata. Incluso en las áreas urbanas, la gente prefiere pagar en persona y obtener un justificante de pago de forma inmediata”.

hombre con portáti
La conexión a Internet podría ofrecer oportunidades a la gente de las zonas rurales para vender sus productos y servicios en línea.

Aunque las redes se basen inicialmente en una tecnología 5G frugal o 4G mejorada, con el tiempo, los proveedores de telecomunicaciones podrían desplegar redes 5G a gran escala que permitirán ofrecer más y mejores servicios.

El sistema educativo de la India podría beneficiarse del acceso a conexiones a Internet fiables. La posibilidad de ver vídeos de un modo asequible podría permitir a los profesores residentes en ciudades distantes impartir clases a los estudiantes que viven en pueblos pequeños. Actualmente, muchos estudiantes tienen que caminar varios kilómetros para llegar a la escuela más cercana, lo cual es una dificultad que genera una alta tasa de abandono escolar, comenta Srinivasan.

Mejorando las economías rurales

El análisis del despliegue de las actuales redes 4G que tuvo lugar en 2010 ayuda a estos expertos en redes a estudiar cuál sería la mejor forma de conectar más zonas geográficas a Internet.

Por ejemplo, a medida que la red 4G de Indonesia sigue expandiéndose, el precio de los teléfonos con tecnología 4G cada vez es más bajo, lo que aumenta considerablemente el uso de Internet y del comercio electrónico. Según el Centro de Investigaciones Pew, el 30 % de la población ya tenía acceso a Internet en 2016, un dato que contrasta con el escaso 11 % de 2010.

El acceso a Internet beneficiará a las microempresas de las zonas rurales, afirma Susan Faulkner, Investigadora Científica Sénior del equipo de Exploración de Mercados de Intel, que forma parte de estándares de próxima generación.

“En los países subdesarrollados, la gente suele desempeñar muchos pequeños trabajos”, comenta Faulkner. “Intentan ganar dinero de cualquier forma posible. Un mayor acceso a Internet crearía más oportunidades de vender sus productos o servicios a más gente”.

A medida que continúe el desarrollo de la tecnología 5G, expertos como Bezaitis, Faulkner y Srinivasan seguirán aplicando la curiosidad y los nuevos enfoques para conectar determinadas zonas del mundo por primera vez.

Bezaitis afirma que es importante mantener una mentalidad abierta.

“No estamos seguros con exactitud de cómo funcionará todo esto”, añade. Pero es interesante y le entusiasma participar en este proyecto.

Nota del editor: Obtén más información sobre el camino hacia la conectividad 5G con los resúmenes y la información de la sala de prensa sobre tecnología 5G de Intel.

Compartir este artículo

Read Full Story