Luchando contra la contaminación con drones

El equipo de estudiantes iGEM IONIS lucha contra la contaminación con un dron. Este dron, llamado Quantifly, detecta la contaminación con la ayuda de unas bacterias que transporta por el aire.

El Quantifly va cargado con una serie de bacterias que ayudarán a luchar contra la contaminación en pueblos y ciudades. El dispositivo ha sido diseñado por iGEM IONIS, un equipo de estudiantes de cinco instituciones diferentes (el instituto Sup’Biotech, la Escuela de Tecnología y Administración, la escuela Epitech, l[STM]a escuela EPITA y el instituto IPSA). El dron ya ha ganado la medalla de oro en la International Genetically Engineered Machines (iGEM), la competición de biología sintética más importante del mundo que organiza el MIT de Boston, Estados Unidos.

El objetivo de este proyecto basado en un dron es detectar, cuantificar y elaborar mapas de la contaminación atmosférica. Para ello, el Quantifly esparce por el cielo una serie de bacterias que han sido modificadas genéticamente para detectar las trazas específicas de los agentes contaminantes que transporta el aire. Estos biosensores utilizan la bioluminiscencia para ofrecer resultados más rápidos y fiables. “A finales de 2015 hice un periodo de prácticas en el campo de la bioluminiscencia y, posteriormente, nos reunimos durante un fin de semana para hacer una tormenta de ideas”, explica Clément Lapierre, estudiante en el instituto Sup’Biotech y jefe de proyecto del equipo iGEM IONIS. “Por eso se nos ocurrió la idea de utilizar la bioluminiscencia para medir la concentración de los agentes contaminantes atmosféricos”.

Este dron impreso en 3D funciona como una plataforma de detección móvil y se ha diseñado para contener bacterias de un modo seguro y transportarlas por el aire. La máquina toma muestras de zonas a las que la gente no podría acceder normalmente.

Todos estos datos precisos recopilados sobre la contaminación del aire serán muy útiles para nuestra seguridad y para ayudarnos a luchar contra las fuentes de contaminación. Aunque este dron y sus biosensores ya se están utilizando para detectar determinadas sustancias contaminantes, el equipo seguirá mejorando el Quantifly para que pueda realizar un seguimiento de otros contaminantes antes de su comercialización

Cécile Dard

Compartir este artículo

Read Full Story