Ciencia

Disco duro molecular: Almacenamiento para 25.000 gigabytes con el tamaño de una moneda

Hans-Martin Durst Autor, Hemd & Hoodie

Unos investigadores han conseguido crear un prototipo de disco duro molecular que revolucionará el almacenamiento de datos, mediante el enfriamiento de moléculas a -213 grados centígrados.

Los servicios de la nube y los buscadores lideran el incipiente aumento de la demanda de espacio de almacenamiento, una demanda que ya ha alcanzado los límites de la tecnología de almacenamiento de datos convencional. Sin embargo, investigadores de la Universidad de Manchester han conseguido con éxito dar un paso crucial para desarrollar un disco duro molecular. Dicho disco duro codifica enormes cantidades de datos utilizando moléculas individuales y es capaz de almacenar 25.000 gigabytes en un espacio del tamaño de una moneda. Este diminuto portador de datos puede almacenar alrededor de 5.300 películas, por ejemplo.

Para fijar las bases del disco duro molecular, los investigadores primero tuvieron que dar a las moléculas la capacidad de conservar una carga magnética específica. Esto se debe a que los discos duros almacenan los datos mediante la polarización magnética de las partículas hacia el norte o el sur, representando así los ceros y unos utilizados para conformar la información digital. Sin embargo, y a diferencia de las partículas en los medios de almacenamiento tradicionales, las moléculas no retienen su polaridad norte/sur una vez el campo magnético ha desaparecido. Por eso, los investigadores tuvieron que enfriar las moléculas hasta -213 grados centígrados para conseguir que las moléculas adquirieran la estabilidad necesaria.

El proceso de enfriamiento hace viables los discos duros moleculares

Esto es un enorme avance comparado con los intentos anteriores, en los que solo era factible bajando las moléculas hasta -259 grados centígrados. Esa temperatura haría inviable al disco duro molecular, ya que requeriría de un sistema de refrigeración más caro, como sería el helio líquido, para alcanzar una temperatura tan baja. Sin embargo, con el nitrógeno líquido, que es una alternativa mucho más barata que el helio, se pueden alcanzar temperaturas de -196 grados centígrados. Los investigadores prevén alcanzar ese objetivo en los próximos años.

Un disco duro molecular que haya sido enfriado utilizando nitrógeno líquido sería económicamente viable.
Un disco duro molecular que haya sido enfriado utilizando nitrógeno líquido sería económicamente viable.

De esta forma, los discos duros moleculares podrían convertirse en una solución para los centros de datos y su creciente volumen de datos. Solamente Google gestiona alrededor de 37,5 millones de servidores. Según un estudio, esto podría equivaler aproximadamente al 2 % de las emisiones de CO2 a nivel mundial. Dado que la tecnología molecular es bastante más energéticamente eficiente que los discos duros actuales, en el futuro esto no solo podría solucionar el problema del almacenamiento, sino también conseguir que los centros de datos sean más sostenibles.

Foto de portada: Flickr – Surreal Name Given (CC BY 2.0) – (Montaje)

Compartir este artículo

Temas relacionados

Ciencia Innovación tecnológica

Leer el siguiente artículo

Read Full Story