Arte y música

Producción musical con ordenadores – 5ª Parte

Después de que el ordenador se hubiera establecido como una herramienta esencial en los estudios de grabación, el progreso digital volvió a evolucionar. El software altamente desarrollado se unió a un hardware cada vez más potente. Programas y plug-ins con una gran variedad de prestaciones y funciones llenaron los huecos dejados por la tecnología analógica con sonidos virtuales.

Óscar y Moby 

Sonido para el dormitorio sin presiones de tiempo

La primera versión de su software se comercializó a principios de los 90 y en 2004 la empresa Digidesign fue galardonada con un Óscar (más exactamente, un Premio de la Academia al Mérito) por Pro Tools. El sistema de grabación se había convertido en una herramienta estándar para el diseño y la edición de sonido en la industria cinematográfica. No tuvieron que esperar mucho para lograr el éxito también en la producción musical y, en la actualidad, tener una grabadora de cinta magnética en el estudio se ha convertido en algo exótico.

Moby. (Flickr: Justin Wise  / CC BY 2.0)
Moby. (Flickr: Justin Wise / CC BY 2.0)

La tecnología informática no solo arrasó en Hollywood, sino que además se coló en la estancia más privada de un músico: su dormitorio. Moby fue uno de los primeros artistas de éxito internacional que grabó álbumes enteros en su dormitorio. Este versátil músico cambia de estilo con frecuencia, actuando algunas veces como DJ y otras con un grupo. Gracias a la tecnología informática, puede producir sin presiones de tiempo en su propio hogar.

Un ordenador en el estudio, un estudio en el ordenador

Competitivos gracias a los rápidos procesadores Intel

A través del software, una estación de sonido digital (DAW) se convierte en un estudio virtual en un ordenador con un mezclador, procesadores de efectos e incluso instrumentos. No obstante, para este fin se necesitan ordenadores potentes, especialmente si la estación de trabajo no utiliza electrónica adicional, como hace Pro Tools.

DAW. (Flickr: Lauri Rantala / CC BY 2.0)
DAW. (Flickr: Lauri Rantala / CC BY 2.0)

En 2006, los ordenadores Apple se equiparon con procesadores Intel y ganaron competitividad con respecto a los sistemas Windows, que habían superado a los Mac en cuestión de rendimiento. Apple logró incluso establecerse en los estudios, para lo que adquirió la firma alemana Emagic y, con ella, el programa de DAW Logic Pro. Para los principiantes desarrollaron GarageBand, que sigue gozando de popularidad en la actualidad. Mientras tanto, en los estudios de grabación podemos encontrar tanto PC como Mac.

Combinación de programas en dos pantallas

El programa anfitrión de una DAW tiene el aspecto de una grabadora de cinta virtual

Para tener una visión general adecuada de una DAW, se necesitan al menos dos monitores. Junto con los programas anteriormente mencionados, también se utilizan ampliamente los siguientes: Cubase y Nuenda de Steinberg, Ableton Live, Propellerhead Reason, Magix Samplitude y Motu Digital Performer.

El programa anfitrión de una DAW es un secuenciador combinado de audio-MIDI, una especie de grabadora de cinta virtual que se utiliza para grabar pistas. El número de pistas posibles depende de la capacidad del ordenador. Para producciones modernas en ordenadores equipados con varios procesadores, algunas veces pueden superarse las 100 pistas. Por cada una de las pistas hay un canal mezclador en el monitor para regular los efectos, el volumen y el panorama.

Logic Arrange y el mezclador en un monitor
Logic Arrange y el mezclador en un monitor

Los plug-ins eran programas adicionales que se podían enlazar en un canal, de forma similar al modo en que se utilizan los dispositivos de efectos en un mezclador real. Pueden tener la función de un ecualizador (control de tonos), añadir efectos de reverberación o eco, o bien condensar el sonido mediante compresión. Incluso los instrumentos virtuales con una amplia gama de tonos pueden ser plug-ins. Los programas anfitriones tienen diversos plug-ins, pero en la DAW también se puede integrar software de otros productores. Fue por este motivo que se establecieron una serie de estándares, siendo los más importantes la tecnología de estudio virtual (VST) para PC y Mac, las unidades de audio para ordenadores Macintosh con software Apple y las extensiones de audio Avid (AAX) para Pro Tools.

Valores exagerados y sonidos sintetizados 

Creación del “efecto Cher” con gran distorsión de voz

El plug-in Auto-Tune permite “limpiar” las tonalidades vocales que están desafinadas. Los ordenadores modernos pueden analizar las tonalidades vocales a la velocidad del rayo y corregir el tono. Si se configuran valores exagerados a propósito en Auto-Tune, se consigue un efecto de distorsión como el utilizado en el tema “Believe” de Cher, el cual es tan significativo en esta canción que en ocasiones se habla del “efecto Cher” para referirse a la distorsión de voces.

Aunque programas como Melodyne proporcionan un ajuste tonal que pasa especialmente desapercibido, Auto-Tune todavía disfruta de popularidad en el hip-hop y en el pop. Su sonido se caracteriza por intervalos de tono volátiles y un timbre metálico que hace que la voz parezca casi sintética.

Ilusión perfecta gracias a los instrumentos virtuales

Incluso las peculiaridades de los viejos equipos analógicos se han simulado mediante software

 

Logic Pro Synth ES-2 y Arturia Minimoog
Logic Pro Synth ES-2 y Arturia Minimoog

Hay dos tipos de herramientas de software, los sintetizadores y los samplers, algunos de los cuales se pueden ejecutar de forma independiente para utilizarlos como plug-ins en un ordenador. Algunos sintetizadores son productos íntegramente de software, como Diva de u-he. Otros simulan equipos reales, como Arturia con el legendario Sequential Prophet y Minimoog, entre otros. Incluso las peculiaridades de los viejos equipos analógicos se han simulado mediante software, como la afinación ligeramente fluctuante de los osciladores.

Los samplers de software pueden utilizar muchos megabytes de memoria en los sistemas modernos. Por consiguiente, como es de esperar, los sonidos pueden desvanecerse durante un periodo prolongado de tiempo. Las diferentes velocidades del teclado activan distintas muestras (samples) del mismo sonido. Incluso a un mismo volumen, la función “en cadena” puede reproducir muestras intercambiables con unas diferencias acústicas minúsculas, lo que crea la ilusión perfecta de utilizar instrumentos “reales”.

Batería de NI Kontakt Abbey Road
Batería de NI Kontakt Abbey Road

Cortar en analógico, tunear en digital

A veces, los artistas que cuentan con presupuestos suficientemente amplios se dan el lujo de grabar sesiones analógicas

Algunos melómanos siguen defendiendo los discos de vinilo en la era de los CD y las descargas digitales. El sonido típico de los equipos de un estudio con tecnología tubular o de transistores también sigue conservando su atractivo. Incluso los matices sutiles que se crean al pasar la cinta con demasiada tensión a menudo enriquecen el sonido. Por esta razón, a veces los artistas que cuentan con presupuestos suficientemente amplios se dan el lujo de grabar sesiones analógicas, las cuales son mucho más costosas actualmente que la producción digital.

Los fabricantes de software han respondido con productos que ofrecen características “analógico-virtuales”, por ejemplo, muchos plug-ins ofrecen un efecto de saturación. Incluso hay algunos que hacen que el sonido de la DAW parezca el de una grabadora de cinta y además se puede elegir el fabricante de la grabadora.

Todo en la caja

El producto acabado se puede grabar en un CD sin tener que abandonar el ordenador

Aunque en algunos estudios la mezcla final de las distintas pistas se realiza en un mezclador con muchos canales y se edita mediante equipos de estudio reales, también existe la posibilidad de masterizar toda la producción “en la caja”. De esta manera, incluso la mezcla final se crea con la ayuda de los plug-ins.

El producto acabado se puede grabar en un CD sin tener que abandonar el ordenador. La música también se puede enviar a portales de descargas como iTunes o Musicload a través de Internet. Este desarrollo tecnológico es muy popular entre muchos artistas consagrados del nuevo milenio.

Hip-hop, club y house: el sonido digital sigue evolucionando

Las versiones finales de algunas canciones se crearon en la etapa de edición digital mediante la combinación de distintas tomas

En contraposición a las sombrías letras de los artistas de hip-hop, muchas de las canciones de los Black Eyed Peas suelen considerarse positivas. Junto a la cantante Fergie, el miembro del grupo will.i.am es especialmente importante para el grupo y su éxito. Además de productor es un talentoso músico electrónico, y los numerosos efectos que encontramos en la música de Black Eyed Peas llevan su sello. “Shut Up“ y “I Gotta Feeling“ son éxitos conocidos de Black Eyed Peas.

The Black Eyed Peas. (Wikipedia: Walmart / CC BY 2.0)
The Black Eyed Peas. (Wikipedia: Walmart / CC BY 2.0)

David Guetta es un buen ejemplo de que también se puede hacer carrera musical pasando del tocadiscos del DJ hasta el estudio, sin necesidad de pertenecer a un grupo. A los 16 años comenzó su carrera en clubs parisinos y más tarde adquiriría su propio club. Dado que él no canta, suele invitar a estrellas mundiales como Rihanna para que cojan el micro en sus producciones. Sus álbumes de mayor éxito son “One Love” y “Nothing but the Beat”, con tres millones de copias vendidas cada uno de ellos. Canciones como “When Love Takes Over” (con Kelly Rowland) no solo son perfectas para bailar en un club, sino que también suelen pincharse en las emisoras de radio.

David-Guetta (Flickr: Eva Rinaldi / CC BY-SA 2.0)
David-Guetta (Flickr: Eva Rinaldi / CC BY-SA 2.0)

El grupo francés de música electrónica Daft Punk está compuesta por dos músicos que ocultan sus rostros con máscaras de robot. Su primer éxito de música “house” fue producido principalmente con samplers. Su álbum de más éxito hasta la fecha, “Random Access Memory”, se grabó en colaboración con el cantante Pharrell Williams y el guitarrista Nile Rodgers, cuya forma de tocar la guitarra rítmica había marcado el estilo de su grupo “Chic” desde el año 1976.

Daft Punk (Flickr: whatleydude / CC BY 2.0)
Daft Punk (Flickr: whatleydude / CC BY 2.0)

Ambos músicos invitados también son productores de éxito. Para capturar el sonido analógico, la música del álbum se grabó simultáneamente en equipos digitales y en una grabadora de cinta de 24 pistas. Posteriormente, las grabaciones en cinta también se pasaron a Pro Tools y se terminó de editarlas con un ordenador. Las versiones finales de algunas canciones se crearon en la etapa de edición digital mediante la combinación de distintas tomas. El single “Get Lucky” fue el gran éxito del verano de 2013 y Daft Punk ganó dos premios Grammy al mejor single y mejor álbum del año 2014.

La música del futuro: ¡movilicémonos!

Los desarrollos tecnológicos siguen avanzando

Los portátiles se incorporan cada vez más a la producción musical, ya que son casi tan potentes como los ordenadores de sobremesa. Los desarrollos tecnológicos siguen avanzando y cada vez más los smartphones y las tabletas vienen equipados con aplicaciones musicales. GarageBand para iOS es compatible con la DAW Logic Pro de Apple. Ya tenemos micrófonos y teclados para móviles disponibles para iOS y Android. ¡El futuro es móvil!

 

Foto promocional: Flickr / Marco Raaphorst (CC BY 2.0)

Compartir este artículo

Temas relacionados

Enseñanza

Leer el siguiente artículo

Read Full Story