Arte y música

Nuevos enfoques para hacer música

Kristin Houser Writer & Editor, LA Music Blog

Los ordenadores se han utilizado durante décadas para grabar y mezclar música en estudios. Sin embargo, algunos de los músicos más vanguardistas también están utilizando las nuevas tecnologías para escribir sus canciones fuera del estudio.

Menomena, los rockeros indie de Portland

Cuando algunos grupos dedican horas o incluso días para sacar una canción, los rockeros indie de Portland Menomena han dado con un método para racionalizar, y democratizar, su proceso creativo utilizando la tecnología.

En el corazón de este proceso está Digital Looping Recorder (Deeler), un programa de software creado en Max/MSP por Brent Knopf, cofundador y anterior integrante del grupo. Tras cargar el programa en Pro Tools, cada miembro realiza una serie de variaciones en un “riff” breve e improvisado con un metrónomo. El grupo repite el proceso con cada miembro/instrumento y luego el programa repite las diversas partes todas juntas.

Los miembros de Menomena escuchan las repeticiones de múltiples partes resultantes y conjuntamente eligen la favorita a utilizar como base para la nueva canción. Esto permite al grupo eliminar los egos individuales del proceso, de modo que todo el mundo se involucra en el proceso de toma de decisiones y trabaja desde un lote de archivos pregrabados.

1_Image_Programming_New_Approaches_To_Making_Music

Este innovador método de escribir música ha funcionado bien para el grupo, por eso ya llevan cinco álbumes de estudio, el último de ellos “Moms” de 2010, alcanzó el número 32 en las listas de álbumes independientes.

La creación de música no es la única cosa que está revolucionando la tecnología. Otra artista está aprovechando su poder para dar una mayor repercusión a sus actuaciones en directo.

Björk

2_Image_Programming_New_Approaches_To_Making_Music

La cantautora islandesa Björk, innovadora musical desde siempre, se asoció con MIT, The Creators Project (colaboración entre Intel y Vice Media), programadores, artistas e inventores para el diseño y la creación de instrumentos hechos a medida antes de llevar de gira su aclamado proyecto multimedia ”Biophilia”. Cada uno de los instrumentos, parte mecánico parte robótico, utilizados en el espectáculo en directo “Biophilia” es una obra de arte funcional capaz de sorprender al público tanto visual como acústicamente.

Uno de estos instrumentos, el arpa péndulo por gravedad, fue diseñado por Andy Cavatorta, fabricante de robots musicales y alumno del MIT Media Lab. A medida que el movimiento natural creado por cada uno de los cuatro péndulos de 11 cuerdas del instrumento pasa por la posición de equilibrio, el software determina qué nota debe tocar.

Cavatorta y su equipo de escultores, fabricantes, ingenieros mecánicos y diseñadores trabajaron sin descanso para crear el artilugio de casi 8,5 metros, pero sus esfuerzos se vieron recompensados. La combinación de complejidad y de sencilla belleza del instrumento sorprendió a público de todo el mundo durante la representación de la canción “Solstice” en la gira  “Biophilia”.

Imogen Heap.

Otra colaboradora de Intel, la cantautora y compositora británica Imogen Heap, también ha hecho uso de la tecnología para crear música exactamente como ella quería.

Desde que descubrió un ordenador Atari abandonado en el internado que estudiaba a los 12 años, Imogen ha estado más cómoda componiendo música en el espacio donde se entrecruzan la creatividad orgánica y la tecnología. Sin embargo, a menudo se ha sentido frustrada por las limitaciones de los equipos de los que disponía.

Aunque todo esto cambió tras conocer el guante musical de Elly Jessop durante una visita al Media Lab del MIT en 2009. El guante podía grabar y repetir voces mediante algunos gestos intuitivos de la mano, lo que inspiró a Imogen para llevar el concepto del “guante instrumento” mucho más allá.

3_Image_Programming_New_Approaches_To_Making_Music

A lo largo de los últimos cinco años, Imogen ha colaborado con programadores y diseñadores para crear guantes que permitan crear música, literalmente, con sus manos. Así pues, utiliza gestos para grabar, repetir, amplificar y aplicar efectos a su voz así como reproducir libremente instrumentos virtuales desde los confines de una estación base.

A medida que los artistas continúan ampliando las fronteras de la tecnología, el futuro de la música se presenta como algo totalmente diferente a lo que hemos visto, u oído, hasta ahora.

Imágenes por cortesía de Alicia J. RoseMenomenaM/M ParisMi.Mu

Share This Article

Related Topics

Estilo de vida

Read This Next

Read Full Story