Arte y música

OWOW – La revolución de los instrumentos

Raul De Tena Writer

 

¿Por qué damos por sentado que los instrumentos musicales tienen que ser una guitarra, una batería o un piano? Desde OWOW proponen los instrumentos musicales del siglo XXI… Y una cosa debes saber: hasta tú podrás crear música con ellos.

Todavía no somos plenamente conscientes de cómo la tecnología está cambiando la forma en la que nos relacionamos con el mundo. En el albor de las transformaciones que están por venir, la mayor parte de gente se queda con las visiones sesgadas y sensacionalistas de cierta parte de la prensa: que si el móvil nos cambia la postura de la columna vertebral, que si Internet nos está haciendo perder la memoria… Obviando, evidentemente, que otros cambios están en camino y que algunos son tan estimulantes como la de OWOW, algo así como la democratización de la música.

owow

La idea es sencilla: Pieter-Jan Pieters, que se había pasado media vida haciendo música con el ordenador, decidió crear OWOW después de ser (sonoramente) rechazado por la academia de música por el simple motivo de no saber leer una partitura. La finalidad última de la nueva empresa sería aplicar la experiencia de Pieters en el diseño para idear todo un conjunto de instrumentos musicales pensados para crear música digital a partir de movimientos simples, intuitivos y naturales.

owow product

Es normal que, en los inicios de la tecnología musical, buscáramos “anclas” que, desde el pasado, hicieran más fácil la adaptación al nuevo paradigma digital: los instrumentos clásicos se convirtieron en la mejor herramienta de trabajo a la hora de generar sonidos digitales o jugar con ellos en el ordenador. Poco a poco, sin embargo, es necesario ir deshaciéndose de esas “anclas” y atreverse con nuevos lenguajes, con pequeñas grandes revoluciones como la de los instrumentos de OWOW: ¿no es más natural variar el tono de una nota oscilando la mano arriba y abajo sobre? ¿No resulta profundamente instintivo crear percusión dando golpes secos en el aire con la mano? De eso trata OWOW, de ofrecer unas herramientas pluscuamperfectas a todos esos músicos que no necesariamente surgen de un ámbito académico clásico porque, al fin y al cabo, lo que pretenden es hacer música para el siglo XXI, no calcar la del siglo XX. No es de extrañar, entonces, que la campaña de Kickstarter de OWOW no haya tenido ningún problema a la hora de sobrepasar sus objetivos económicos.https://www.youtube.com/watch?v=Y0_ukapKEAMVivimos un momento en el que festivales de música como el Sónar o el MIRA (ambos en Barcelona) se dedican a explorar nuevas formas de “actuaciones musicales”, preeminentemente electrónicas y cada vez más interactivas (se borra la frontera entre artista y público, buscando una comunicación artística y musical de dos vías: del artista hacia el público, claro, pero también del público hacia la música). En un marco como este, propuestas como la de OWOW difunden la sensación de que el mundo de la música también está a las puertas de un cambio profundo, buscando y encontrando nuevas herramientas para que cualquiera, independientemente de su background académico, pueda acercarse a la creación de música de forma totalmente frontal, sin miedos ni pudores. La frontera entre el escenario y el patio de butacas cada vez es más difusa… ¿Te atreves a recorrer las escalerillas que separa ambos espacios?

Compartir este artículo

Temas relacionados

Enseñanza

Leer el siguiente artículo