Videojuegos

Pantallas revolucionarias para los jugadores

Este será el mayor cambio en calidad de imagen de las pantallas de ordenadores desde la sustitución de las pantallas CRT por las LCD. 2017 pasará a la historia de los videojuegos como el comienzo de la era de las pantallas HDR.

¿Te gustaría tener una pantalla de monitor que te mostrara imágenes de rayos cortando el cielo en dos con una calidad de imagen tan brillante que resultase casi cegadora y que no fuera una mera imitación de lo que se hace actualmente? ¿Y qué te parece ver toda la gama de colores y la riqueza de detalles de un callejón oscuro tras el anochecer?
¿O quizás disfrutar de colores más intensos y vivos en todos los rangos del espectro de radiación electromagnética visible para el ojo humano? En resumen, ¿te gustaría que la imagen que se muestra en la pantalla se parezca en la mayor medida posible a lo que ven nuestros ojos en el mundo real?

Si es así, es mejor que empieces a ahorrar para comprarte una pantalla equipada con la tecnología HDR (alto rango dinámico). Cuando veas la diferencia en una comparación directa, te quedarás asombrado. Echa un vistazo a una imagen HDR y descubre cómo será el futuro de los videojuegos. Un futuro increíblemente colorido.

Un gran avance en calidad de imagen

¿Qué es HDR y por qué marca una diferencia tan grande? En pocas palabras, esta tecnología, en comparación con la que actualmente se utiliza en las clásicas pantallas LCD, ofrece un rango dinámico de colores mucho mayor en la escala que se muestra en la pantalla, la cual viene determinada desde el punto más oscuro hasta el punto más brillante. Gracias a la gran diferencia potencial de brillo, estas pantallas muestran más tonalidades que permiten ver imágenes más naturales, incluyendo una mayor riqueza de color y unos detalles mucho más visibles. El rango de brillo de la imagen que ofrece la tecnología HDR es similar al que percibe el ojo humano.

En los monitores tradicionales, la escala de brillo es considerablemente menor e incluso se podría decir que es “plana”. No pueden mostrarnos el sol cegador que despunta en el horizonte ni las arrugas del rostro de un anciano oculto en la profunda sombra de un árbol. Y tampoco apreciamos los intensos colores ni las diferentes tonalidades que podemos observar en este tipo de escenarios en la vida real. Dependiendo de la configuración, las imágenes que muestran los monitores tradicionales serán o demasiado brillantes en las áreas oscuras o demasiado oscuras en las áreas brillantes. En la práctica, la mayoría de las zonas de la superficie se verán afectadas por uno de los dos defectos ópticos y el resultado será unos niveles de brillo inadecuados.

Si conectas tu ordenador a un televisor HDR 4K, te animamos a que veas la siguiente comparación de imágenes con tecnología HDR y sin ella (SDR: rango dinámico estándar). El vídeo es un extracto de la versión remasterizada del videojuego “The Last of Us” comercializado para PlayStation 4. Si ves el siguiente vídeo en un monitor no compatible con esta tecnología y esta resolución, no podrás apreciar totalmente las diferencias.

HDR + 4K = Una fiesta para tus ojos

La tecnología HDR se lleva utilizando en televisores desde hace poco tiempo, en concreto, los primeros modelos en incorporar esta característica salieron a la venta hace tan solo un año. Sin embargo, este año se espera el verdadero estreno comercial de esta tecnología en monitores para ordenadores que ya vendrán diseñados específicamente pensando en los jugadores. Sin duda, vale la pena esperar. Los cambios en la calidad de la imagen serán más espectaculares y atractivos para el espectador que las mejoras en resolución que ofrecen otras tecnologías tan populares como Full HD (1920 x 1080) o WQHD (2560 x 1440), UWQHD (3440 x 1440) panorámica, o incluso 4K (3840 x 2160).

¿Significa eso que te animamos a elegir un nuevo monitor con tecnología HDR en lugar de WQHD o 4K? No. De hecho, no tendrás que enfrentarte a ese dilema. Los productores que anunciaron sus primeros monitores para videojuegos con tecnología HDR han decidido combinar esta tecnología con una alta resolución de imagen. Ya están a punto de comercializarse modelos de monitores UWQHD con HDR y modelos 4K con HDR. Incluso deberían venir equipados con una amplia gama de características técnicas adicionales que apreciarán enormemente los jugadores, como la altísima frecuencia de actualización de la pantalla o la sincronización con la tarjeta gráfica (G-Sync y Free-sync) para garantizar una visualización fluida de la imagen sin “saltos”.

Si estás pensando que no te puedes permitir un monitor con una resolución mayor que Full HD porque te costará una pequeña fortuna tener una tarjeta gráfica capaz de reproducir el videojuego “The Witcher 3”, ¡te volvemos a asegurar que hay luz al final del túnel y que todo saldrá bien!

¡Los ordenadores de gama media también pueden hacerlo!

Los ordenadores se beneficiarán de los logros conseguidos por los desarrolladores que exprimen la electrónica instalada en la nueva generación de consolas para videojuegos, como la PlayStation 4 Pro y la recientemente anunciada Xbox One X. Los productores de ambos dispositivos (Sony y Microsoft) afirman que las han fabricado pensando en la generación de imágenes con resolución 4K. Obviamente, la diferencia entre afirmar y cumplir las promesas a veces se convierte en un largo y sinuoso recorrido que al final nos suele llevar por el mal camino. Todo esto lo sabemos muy bien por la historia de las consolas y las tarjetas gráficas de los ordenadores. En realidad, actualmente ya sabemos que estas expectativas no se cumplirán en el caso de los videojuegos creados para PS4 y XOX. Sin embargo, se ha cruzado el Rubicón: la resolución 4K es el nuevo estándar en videojuegos y no hay vuelta atrás.

Posiblemente te preguntarás si todo esto tiene que ver con el hecho de contar con ordenadores actuales, incluso con aquellos que tienen una tarjeta gráfica decente (o incluso los de gama más media/alta), pero no te des por vencido con un nuevo videojuego si aumentamos la resolución hasta 4K.

En realidad, sí tiene mucho que ver. Lo que resulta significativo es que los sistemas de gráficos de las dos consolas anteriormente mencionadas (PlayStation 4 Pro y Xbox One X) tienen una capacidad informática relativamente moderada y considerablemente inferior a las innovadoras tarjetas gráficas que incorporan los ordenadores. Incluso teniendo en cuenta que la arquitectura de las consolas está optimizada para el procesamiento de videojuegos, lo cual permite sacar más partido a la electrónica que en el caso de otros sistemas familiares del ordenador, no es suficiente potencia para garantizar la visualización fluida de las imágenes 4K de los nuevos videojuegos repletos de detalles y efectos visuales avanzados.

Todo esto viene determinado por los trucos tecnológicos. Se pueden utilizar herramientas de desarrollo sofisticadas, mediante una mejora artificial de la imagen hasta alcanzar una calidad 4K, capaces de “engañar” al ojo humano con tanta efectividad que le resultará imposible percibir diferencias significativas entre las imágenes 4K que se generan de forma natural, gracias a la potencia informática pura y a su impresionante alternativa.

Por tanto, tenemos el derecho de esperar que con el tiempo se aplicarán soluciones similares a los ordenadores específicamente diseñados para los videojuegos. Gracias a esto podremos disfrutar de la tecnología HDR y, hum… de imágenes “4K” sin necesidad de pedir un préstamo para comprar una nueva tarjeta gráfica.

¿Y qué pasa con el resto de la electrónica?

Muy sencillo: los procesadores Intel que equipan actualmente a los ordenadores para videojuegos tienen suficiente capacidad de procesamiento para no crear un cuello de botella durante el procesamiento de imágenes HDR en alta resolución: WQHD, UWQHD o incluso 4K. ¿Tu ordenador viene equipado con un potente Intel Core i7? ¡Excelente! ¿O quizás con un Intel Core i5 un poco menos eficiente? También debería estar a la altura sin ningún problema, así que, ¡acepta nuestra felicitación por tu excelente elección! En este caso tal vez necesitarás comprar algo más de memoria RAM, pero los que tengan ordenadores con 16 GB de RAM no tendrán que preocuparse. Será más que suficiente.

Aún quedan muchos estrenos impresionantes

Aunque ya han llegado al mercado los primeros monitores con tecnología HDR, se trata de una oferta principalmente dirigida a los diseñadores gráficos informáticos profesionales: por ejemplo, el BENQ SW320 de 31,5 pulgadas por más de 1.400 euros. Aunque falta muy poco para que salgan a la venta los modelos más interesantes diseñados específicamente para videojuegos, ya podemos admirar los desarrollos más impresionantes durante la feria Computex de este año. Los principales fabricantes, como Acer y Asus, anunciaron que este año presentarán sus nuevos monitores con tecnología HDR y G-Sync. Echemos un vistazo a la oferta que ha preparado el segundo fabricante:

ROG Swift PG35VQ

¿Te gustan las pantallas panorámicas curvas? ¡El monitor ROG Swift PG35VQ seguro que te llamará la atención! Se trata de un monitor de 35 pulgadas con una pantalla cóncava con resolución UWQHD (3440 x 1440) que ofrece unas proporciones de 21:9 y, por supuesto, equipado con la tecnología de alto rango dinámico (HDR). También ofrece otras ventajas, como una frecuencia de actualización de hasta 200 Hz y un nivel de luminancia de hasta 1.000 cd/m² (hay que recordar que la luminosidad máxima es indispensable en monitores HDR). La retroiluminación LED se controla dinámicamente en 512 zonas para, como afirma el fabricante, resaltar las sutiles diferencias entre los tonos claros y oscuros. El monitor se ha fabricado con tecnología de puntos cuánticos que garantiza un espectro de colores más amplio que el que ofrecen las tradicionales pantallas LCD y admite un rango de color DCI-P3 en estándar de cine. Los propietarios de ordenadores equipados con tarjetas gráficas Nvidia estarán encantados con la compatibilidad estándar de la tecnología G-Sync.

ROG Swift PG27UQ

No vamos a generar tensión, simplemente afirmamos lo siguiente: el ROG Swift PG27UQ es el primer monitor para videojuegos que incorpora la tecnología HDR y 4K. Punto.

Esta bestia de 27 pulgadas, que recibió el premio 2017 Best Choice Golden Award de Computex, es capaz de actualizar las imágenes con una resolución de 3840 x 2160 y una frecuencia de 144 Hz. La retroiluminación LED se controla dinámicamente en 384 zonas. La tecnología de puntos cuánticos también se ha utilizado para ofrecer compatibilidad con el rango de color del estándar DCI-P3. Este monitor con matriz IPS muestra los colores en un espectro que es un 25 % más amplio que sRGB. El ROG Swift PG27UQ también es una grata sorpresa para los usuarios de las tarjetas Nvidia gracias a su compatibilidad con la tecnología G-Sync.

Algunos dirán que es un comienzo bastante prometedor. Lo que ahora esperamos es que la compatibilidad con la tecnología HDR se convierta en un estándar obligatorio para los productores de videojuegos. No obstante, es difícil pensar que los principales videojuegos de altos presupuestos no aprovecharán las posibilidades que ofrecerán los televisores y monitores de última generación del futuro. El alto rango dinámico puede convertirse en una característica aceptada en el mundo de los videojuegos antes de lo que creemos. ¡Ya no podemos esperar más!

Encuentra más recursos para videojuegos de Intel aquí.

Compartir este artículo

Temas relacionados

Videojuegos Innovación tecnológica

Leer el siguiente artículo

Read Full Story