Innovación tecnológica

Prótesis de bajo coste al alcance de todos

Daniel Hobbs practica Judo, juega al fútbol y al baloncesto, monta en bici y nada. Vive en España, habla inglés y español con fluidez y está aprendiendo portugués. Es un activo niño de 11 años cuya sonrisa ilumina cualquier lugar.

Sus amigos lo llaman “Iron Man” porque lleva una prótesis en el brazo izquierdo. Aunque nació sin una mano, su nacimiento coincidió con los albores de la revolución de la impresión en 3D, una tecnología que proporciona nuevos modos de afrontar los retos de la vida.

“Daniel es un luchador”, afirma su madre, Abby. “Nunca se rinde ante nada. Es muy tenaz”.

En el quinto mes de gestación, sus padres recibieron la devastadora noticia de que su hijo tenía una malformación congénita en su extremidad izquierda. Por supuesto que estaban agradecidos de que su hijo estuviera sano, pero sabían que tendría que afrontar muchos obstáculos.

Daniel lleva una prótesis en su extremidad desde los 7 años, la cual le ha ayudado mucho. Se abre y se cierra como una garra, pero sus capacidades están limitadas.  La pesada prótesis médica es costosa porque hay que reajustarla constantemente a su cuerpo en constante crecimiento.

El año pasado, Intel se asoció con 3D Systems, una empresa que se especializa en impresión en 3D a gran escala, para crear una mano más ligera y económica para Daniel.

“Mi inspiración fue llevar al límite este tipo de tecnología”, comenta Evan Kuester, ingeniero de aplicaciones en 3D Systems. Empezó a trabajar con Daniel, primero escaneándole las manos para asegurarse de que la escala y la adaptación irían bien.

Le llevó algunas pruebas conseguirlo, pero al final Kuester consiguió crear una prótesis que podría imprimirse literalmente en una impresora en 3D y por una mínima parte del coste original.

Kuester explica que imprimió la mano utilizando una impresora de sinterizado selectivo por láser (SLS), equipada con unos sólidos procesadores Intel Core. El láser dibuja la sección transversal de la mano en un fino polvo de nylon de forma repetida hasta que se funde y se convierte en plástico duro.

“Se tardan unas ocho horas en imprimir la mano”, comenta Kuester, añadiendo que el coste de la prótesis tecnológica es de unos 350 euros.

INCOH-31422-014i-v4-e1458151870939-1024x512

Los Hobbs son originarios del Reino Unido pero viven en España, donde los padres son profesores y les pueden dar a Daniel y a su hermana Bethany, de 13 años, la oportunidad de aprender un idioma y una cultura diferentes. Pagar la prótesis de Daniel fue todo un reto. Para financiar los 16.000 euros del coste inicial, su padre, Alistair, dio el pistoletazo de salida a la campaña “Echa una mano a Daniel” para recaudar fondos corriendo una media maratón.

Pero el coste seguía multiplicándose. Cada vez que había que reajustar o recalibrar la mano para el cuerpo en crecimiento de Daniel, les costaba un par de miles de euros. Además, había que enviarla para realizarle diferentes reajustes, por lo que Daniel se quedaba sin mano mientras esto sucedía.

“Conocemos a muchas familias que no pueden permitírselo”, afirma Abby. “Por eso estamos muy interesados en descubrir qué otras opciones hay. Sabemos que este es el futuro de las prótesis. Estamos muy interesados en ver qué nos depara el futuro”.

Kuester dice que la mayoría de la gente que lleva manos protésicas utiliza la otra mano para la mayoría de las cosas porque la prótesis carece de capacidades motoras adecuadas. Explica que las prótesis impresas en 3D pueden personalizarse, de modo que alguien podría imprimirse una mano para una finalidad concreta, digamos sujetar un martillo o el arco de un violín, para luego intercambiarla cuando fuera necesario.

La prótesis más ligera de Daniel pesa menos de 1 kilo y el aspecto de Iron Man le ha vuelto muy famoso en ciertas clases.

La familia de Daniel ve el cambio a medida que el niño adquiere confianza. Para Kuester, la experiencia de crear una mano para Daniel ha sido una gran lección de humildad.

“Me hace sentir muy bien saber que algunas de las cosas que hago tienen un impacto real sobre la vida de la gente”, afirma.

Nota del editor: En esta serie de Experimenta lo increíble, iQ explora cómo la tecnología informática proporciona unas experiencias increíbles. Echamos un vistazo a cómo la tecnología informática respalda nuevas experiencias y descubrimientos en la ciencia, la corriente de creadores, la moda, los deportes y el entretenimiento. Para saber más sobre la tecnología que hay detrás de estas historias, visita Experimenta lo increíble.

Share This Article

Related Topics

Innovación tecnológica

Read This Next

Read Full Story