Arte y música

Mensajes que se pueden oler con un smartphone

André Vatter Writer

Si no reconoces el olor a fábrica del hardware recién sacado de su caja, es que el mundo de la tecnología no huele a nada. Por el momento, todo lo que ofrece un dispositivo informático se detecta por la vista o el oído, sin embargo, la próxima revolución… ¡se huele en el horizonte!

Muestras de aromas en un teléfono móvil

El proceso es similar al de una impresora de inyección de tinta convencional

David Edwards, profesor en la Universidad de Harvard, ha desarrollado junto con sus estudiantes una nueva forma de comunicación informática que afecta a la nariz del usuario. El dispositivo se llama Ophone y si Edwards ha acertado, en un futuro próximo, esta tecnología permitirá compartir olores a través de los smartphones por primera vez. En lugar de un mensaje que diga “¿Un café en mi casa?”, el receptor recibirá una delicada nube aromática de capuchino, los restaurantes abandonarán los menús a costa de barras de aroma móviles y las perfumerías enviarán muestras de sus productos a sus posibles clientes. Parece cosa de ciencia ficción, ¿verdad? Bien, pues bienvenidos al futuro: el Ophone sale al mercado en Estados Unidos este mismo año.

Pero, ¿cómo funciona algo así? Cada Ophone contiene cuatro cápsulas de olores básicos que pueden componer el aroma que se solicite de un modo personalizado. El proceso es similar al de una impresora de inyección de tinta convencional que mezcla los tres colores básicos para crear el color final. El emisor crea una fragancia y dicha receta se envía al smartphone del receptor por Internet. Desde ahí, la receta se envía al Ophone vía Bluetooth. El Ophone empieza inmediatamente a compilar el olor solicitado. La empresa de Edwards ofrece actualmente olores básicos como “manzana verde”, “menta chocolate” y “chocolate negro”. No es difícil imaginar que habrá muchos más en el futuro.

Tantos escenarios posibles

Tiendas de aplicaciones para recetas de olores

Según Edwards, el Ophone es solo el principio de una gran campaña de olores. Muy pronto, los teléfonos móviles serán capaces de interpretar directamente mensajes de olores y habrá tiendas de aplicaciones que ofrezcan recetas de olores y otras aplicaciones relacionadas. Pero, ¿por qué quedarse ahí? ¿Qué pasaría si los espectadores de una película o de un juego no solo pudieran disfrutar de los sonidos y de las imágenes, sino también de los olores relacionados con lo que se ve y escucha? ¿Por qué no equipar los monitores de los ordenadores con vaporizadores para que al ver un sitio web se pudiera oler lo que te está ofreciendo? Edwards y sus estudiantes quieren convertir estas visiones en realidad. Sin embargo, hasta que esto sea posible tendremos que tener un poco de paciencia y conformarnos mientras con el olor a beicon por la mañana. Y es que este olor ya existe en los smartphones.

Share This Article

Related Topics

Estilo de vida

Read This Next

Read Full Story