Arte y música

Surfeando la ola con la tecnología.

Jamie Ogilvie Writer

El origen de todo

Tenía 11 años cuando empecé a interesarme de verdad por el agua, cuando me di cuenta de que no había mejor patio de recreo que el mar. Recuerdo chapotear en la orilla con una bodyboard cuando llegaban las olas y rompían a unos 5 metros delante de mí. La superficie del agua era muy suave y recuerdo su color azul cristalino. Me fascinaba ver cómo el agua podía adoptar esas formas y colores. De hecho, todavía me sigue fascinando hoy día.

Ahí estaba yo viendo a mis hermanos mayores aprender surf en las playas junto a nuestra casa, en el sur de España, y ese fue el momento en el que me enamoré de este deporte.

Siguiendo a las olas

El surf es una pasión por la que te acabas obsesionando. Nunca sabes cuando llegará un próximo mar de fondo, por lo que siempre estás consultando las previsiones en Internet y planeando cuándo podrás ir a la playa. Estar siempre actualizado sobre el tiempo me permite organizarme y me ayuda a estar al día de los datos oceanográficos costeros.

La tecnología me ayuda a encontrar el equilibrio entre trabajo y diversión

Donde yo vivo es difícil encontrar buenas olas, por lo que cuando aparecen quiero estar libre de la responsabilidad del estudio.  La tecnología me ayuda a equilibrar el tiempo que dedico al trabajo y a la diversión. Poder conectar con la universidad de modo remoto y asistir a algunas clases online significa que no me voy perder nada y que voy a estar preparado para el siguiente día de clase.

Una fantástica sesión de surf sienta mucho mejor cuando puedes compartirla

Cuando estás en el mar tienes la oportunidad de desconectar de los problemas de la vida. Las olas te mecen y tienes que estar concentrado en lo que haces en cada momento. La sensación de olvidarse de todo lo demás es lo terapéutico del surf y además trae consigo muchos otros placeres como viajar a lugares nuevos, conocer a gente, aprender de culturas diferentes y compartirlo todo con la familia y los amigos.

La tecnología no solo me ayuda a encontrar las olas, también me permite estar cerca de mi comunidad de surf, y compartir nuestra pasión. Una fantástica sesión de surf sienta mucho mejor cuando puedes compartirla. Como portátil, mi 2 en 1 me permite hacer todo esto en cuanto salgo del agua.

Todos tenemos nuestros surfistas favoritos, muchos de los cuales compiten en el ASP World Tour (Campeonato Mundial de Surf). Veo sus vídeos a cámara lenta una y otra vez, analizo sus técnicas y busco la forma de mejorar mi estilo. Pero los vídeos no son solo para aprender, también son el mejor modo de que te entusiasmes por tu propio surf. Como tableta, mi 2 en 1 me permite ver mis vídeos favoritos directamente en la playa, donde estoy a tope y listo para meterme en el agua.

Compartir este artículo

Temas relacionados

Estilo de vida

Leer el siguiente artículo

Read Full Story