Creadores

Un casco de unicornio que utiliza la neurociencia para ayudar a los niños

La diseñadora de moda tecnológica Anouk Wipprecht ha colaborado con investigadores para crear un exclusivo casco que ayuda a los niños con hiperactividad

La diseñadora holandesa Anouk Wipprecht, creadora del Spider Dress y de otros diseños de moda tecno-neurocientífica, ha viajado por todo el mundo colaborando con empresas innovadoras que van desde Audi hasta Intel.

Crea prendas únicas en el mundo, muchas de las cuales se iluminan, se mueven o graban en vídeo sin que el usuario mueva un dedo. Utiliza los sensores y los módulos informáticos Arduino, Intel Curie o Intel Edison que se combinan para convertir los datos biométricos de una persona en reacciones automáticas.

Anouk_Wipprecht_Unicorn_Vita1

Su última creación es un casco en forma de cuerno de unicornio que utiliza tecnología neurosensorial conectada a un módulo Intel Edison para indicar a una diminuta videocámara cuándo debe grabar los momentos más inolvidables de la persona que lo lleva.

Cuando la atención del usuario llega a un cierto nivel, los sensores cerebrales señalan al sistema informático integrado para que gire la cámara y grabe el punto de atención del usuario, explica Wipprecht. El vídeo se sube a Internet por Bluetooth LE, y así se puede ver más tarde en una pantalla.

“Es el concepto juguetón de tener ‘algo en la cabeza’ que sabe más de tu entorno que tú mismo”, comenta Wipprecht. “Es una pieza de tecnología que ayuda a supervisar tu mundo”.

El casco de unicornio se ha diseñado específicamente para jóvenes a los que se ha diagnosticado el Trastorno de déficit de atención con hiperactividad (ADHD). Se creó como parte de su residencia H2020 en Ars Electronica de SPARKS en el invierno de 2015-2016, que proporcionó a Wipprecht acceso a un amplio laboratorio, nuevas tecnologías para probar y expertos que le ayudaron a crear un prototipo para avanzar en la investigación y terapia del ADHD.

Anouk_Wipprecht_Unicor_3D

“Utilizo el casco para interactuar con los niños que tienen ADHD y enseñarles cuándo su atención alcanza su punto máximo y qué lo ha ocasionado”, explica.

“Para mí es un modo de cuantificar aspectos de su conducta de una manera no invasiva que les ayudará a tener una mejor comprensión de su mundo”.

Los niños que lo probaron eran curiosos y expertos en tecnología para descubrir qué causas despertaban su atención. Querían ver cómo son esos puntos máximos.

Anouk_Wipprecht_ECG_data

“Les proporciona un mejor conocimiento de cómo funciona su cerebro”, afirma Wipprecht.

Tecnología wearable para detectar ondas cerebrales

Su primer incursión para trabajar con ondas cerebrales fue en 2014 cuando creó el Synapse Dress en colaboración con Karolina Cengija, ingeniera de innovación de Intel, que estaba interesada en las bioseñales inalámbricas informáticas. Ese vestido capturaba señales cerebrales a partir de sensores integrados en una elegante diadema. Wipprecht escribió comandos que reaccionaban con precisión al instante ante la mayor atención de una persona. Si el usuario se excitaba o asustaba, una cámara integrada en el vestido grababa la escena.

“Gracias a esa colaboración aprendimos mucho del electroencefalograma, actividad eléctrica del cerebro, y cómo medirla con exactitud”, afirma Wipprecht.

CÁMARA DIGITAL OLYMPUS
CÁMARA DIGITAL OLYMPUS

Para crear el casco de unicornio, Christopher Lindinger, jefe de innovación de Ars Electronica FutureLab, adquirió vanguardistas sistemas de electroencefalograma de la empresa austríaca G.Tec. Sus electrodos g.Sahara utilizan una aleación de oro que reduce la impedancia entre el electrodo y la piel, por lo que Wipprecht no tenía que aplicar en la piel del usuario un gel conductor graso, que suele ser necesario para transmitir señales del cuerpo a los sensores.

“Poner parches de gel como los clínicos pegados al pelo no es nada elegante”, dice con una sonrisa.

“En cambio, estos electrodos cuentan con ocho pequeñas clavijas que se fijan fácilmente al cabello. El sistema permite que la cámara grabe y se comporte como un par de ojos adicional”.

Desde el ojo adicional al agente unicornio

Una luz LED en el aparato se enciende cuando los sensores cerebrales se disparan por la atención destacada del usuario. La luz indica a los demás que la cámara está grabando.

El sistema graba ocho segundos de vídeo: tres antes y cinco después del momento de atención. Ese archivo de vídeo de ocho segundos se envía desde el módulo Intel Edison y se comparte de momo inalámbrico en un ordenador o dispositivo cercano, donde se graba con su fecha y hora correspondiente para verlo posteriormente.

Anouk_Unicorn_Intel_RealSense

También creó un segundo prototipo de cuerno de unicornio utilizando una cámara de profundidad Intel RealSense conectada a un Intel Compute Stick, que es un ordenador inalámbrico completamente funcional del tamaño de un paquete de chicles.

Anouk_Wipprecht_Intel_Compute_Stick

“Quiero desarrollar un sistema de seguimiento de los gestos de las manos, de reconocimiento facial y de detección de emociones”, comenta.

Esta segunda versión combinará visión informática con aprendizaje máquina para grabar momentos y leer las intenciones del usuario.

“Las personas con ADHD o con autismo suelen tener problemas para entender a otros humanos, lo que les provoca estrés”, afirma. “Este sistema permitiría monitorizar, calcular y cuestionar la comunicación de una persona con otras. Actuará como un sistema o un agente de aprendizaje para el usuario”.

Nuevo punto de vista tecnológico

Wipprecht se inspira viendo cómo la tecnología informática es cada vez más pequeña, así como incrementando la calidad y los tipos de sensores que se adaptan a los diseños y los tejidos. Cree que estas tendencias obligarán a que muchas personas cambien su percepción de la tecnología.

“Es necesario que nos replanteemos el vínculo que tenemos con la tecnología a medida que ésta se desliza entre la piel”, señala.

Cree que la tecnología debe verse como un medio en lugar de como una herramienta.

ANOUKWIPPRECHT_glass_Martjn-e1463593016700

“La tecnología llegó a nuestras vidas para ayudarnos, pero suele convertirse en un símbolo de estrés”, continúa explicando Wipprecht.

Continuamente está dándole una vuelta de tuerca más a este concepto de inspiración para crear una tecnología que forme parte de nuestras vidas como un buen amigo.

“El cuerno de unicornio es otro ejemplo de cómo la tecnología puede vivir en nuestro cuerpo y guiarnos por el mundo”.

Compartir este artículo

Temas relacionados

Creadores Enseñanza Estilo de vida

Leer el siguiente artículo

Read Full Story