Innovación tecnológica

Un rascacielos colgado boca abajo: La Torre Analemma utiliza un asteroide como cimientos

Hans-Martin Durst Autor, Hemd & Hoodie

Con la planta superior suspendida a 32.000 metros de altura, la Torre Analemma es un rascacielos que viajará entre ciudades diariamente.

Si creías que ya lo habías visto todo con los diseños arquitectónicos del rascacielos en forma de U del rascacielos The Big Bend o de la Cliff House, aún no conoces la Torre Analemma. Sería la construcción más alta del mundo, pero eso no es todo: también estaría completamente al revés. Para lograrlo, sus cimientos serán un asteroide que orbitará alrededor de la Tierra con la torre suspendida por una construcción de cables. Eso ofrecería a sus inquilinos unas vistas espectaculares y también les permitiría viajar automáticamente entre los hemisferios norte y sur cada día.

El asteroide realizará una trayectoria orbital alrededor de la Tierra en forma de ocho, lo que significa que la Torre Analemma seguirá una trayectoria sobre ciudades como La Habana, Atlanta, Ciudad de Panamá y Nueva York cada 24 horas. Los residentes podrán saltar en paracaídas desde el edificio cuando lo deseen. Aunque puede que no necesiten hacerlo, dado que la torre cuenta con oficinas, tiendas y parques, así como con distintas instalaciones de ocio y apartamentos. Los residentes de la planta superior se encontrarán a una altura de 32.000 metros y necesitarán protección contra las condiciones de vacío y las temperaturas bajo cero, razón por la cual las ventanas de estos apartamentos serán más pequeñas y gruesas que las de las plantas inferiores, aunque esto también les permitirá disfrutar de 45 minutos más de sol al día.

La Torre Analemma alcanza las nubes

El sistema de suministro eléctrico de la Torre Analemma también aprovecha este hecho, ya que sus paneles solares están situados por encima de las nubes y, por lo tanto, reciben la luz del sol durante todo el día. Además de otras aplicaciones, la energía producida se utiliza para ofrecer suministro a los distintos servicios del edificio, como los ascensores electromagnéticos, que no están sujetos a los mismos límites de altura que los ascensores por cable convencionales. El sistema de suministro de agua del edificio se alimenta de las nubes y también incluye una planta de reprocesamiento. Clouds Architecture Office, con sede en Nueva York, tiene la intención de lograr que estas ideas sean consideradas sugerencias válidas para las ciudades del futuro.

La Torre Analemma ofrece a sus inquilinos unas vistas espectaculares.
La Torre Analemma ofrece a sus inquilinos unas vistas espectaculares. Gif: Cloudsao – Torre Analemma – (montaje) 

Aunque los arquitectos insisten en que la Torre Analemma es solo un concepto, el uso de asteroides es realmente viable. A modo de ejemplo, mencionan la misión de la NASA para reunir asteroides y llevarlos hasta la órbita cercana a la Tierra. El inicio de esta misión está previsto para primeros de 2021. Con toda probabilidad, será físicamente imposible crear una enorme construcción de este tipo, sobre todo porque en su diseño no se ha tenido en cuenta cómo y por dónde entrarán realmente los residentes en el edificio. Pero al menos, los arquitectos sí han tenido en cuenta cómo financiar este proyecto. Afirman que los costes de la construcción en Dubái son cinco veces más bajos que en Nueva York y muchos especialistas en rascacielos tienen allí su sede. Dado que los Emiratos ya han llevado a cabo otros excéntricos proyectos de construcción, es posible que un día también se interesen en construir un rascacielos suspendido en el aire.

Foto de portada: Cloudsao – Torre Analemma (montaje)

Compartir este artículo

Temas relacionados

Innovación tecnológica

Leer el siguiente artículo

Read Full Story